La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

Las principales preocupaciones de las empresas europeas en estos momentos son, por este orden: 1. Personal con perfiles adecuados (28 %), clientes (18 %), costes de producción (13 %), competencia (9 %

José Luis Martínez Campuzano - Domingo, 28 de Noviembre

La autoridad monetaria europea actualiza la encuesta que desarrolla de forma periódica a las empresas europeas. La encuesta fue desarrollada desde el 6 de septiembre hasta el 15 de octubre. Y cubrió a 10.493 empresas, más del 90 % pymes de menos de 250 empleados. Las principales preocupaciones de las empresas europeas en estos momentos son, por este orden: 1. Personal con perfiles adecuados (28 %), clientes (18 %), costes de producción (13 %), competencia (9 %) y regulación (11%). Apenas el 7 % admitieron dificultades para acceder a financiación. La diferencia en las respuestas sobre la actividad pasa al terreno positivo (15 % frente a -29 %) y se reduce el porcentaje neto de caída de beneficios (-6 % frente a -35 %). La mejora en los ingresos no compensa, de acuerdo con las respuestas, los aumentos en los costes laborales y del resto de los costes, especialmente energía.

https://www.ecb.europa.eu/stats/ecb_surveys/safe/html/ecb.safe202111~0380b0c0a2.en.html

En general las empresas reportan menos necesidad de fondos y los centran en mayor medida en aumentar la capacidad de producción con inversión en capital físico. Pero también hay un 20 % para aumentar el número de trabajadores y abrir nuevas líneas de producto.

 

Las empresas anticipan que la mejora en el acceso a la financiación, especialmente la bancaria, seguirá mejorando en el futuro próximo.

 

En estos momentos, aún delicados, los bancos redoblan esfuerzos para mantener la financiación que precisa la economía, de acuerdo con criterios objetivos y responsables, para que la incipiente recuperación económica se levante sobre cimientos sólidos. Porque nuestras entidades son conscientes de hasta qué punto pueden ayudar a reactivar la economía, haciendo lo de siempre, pero también canalizando y complementando los fondos europeos para que lleguen a todas las empresas capaces de contribuir a modernizar la economía y hacerla más verde y digital.

Lo más leído hoy en La Carta