La Carta de la Bolsa Imprimir Artí­culo

¿Por qué no apostar por una fuerte subida de la Bolsa ahora que todos se han ido?

Sabado, 06 de Abril de 2019 Moisés Romero

Comprar al ruido de los tambores y vender con la música de los violines. Uno de los viejos axiomas de la Bolsa. Cuando todos han abandonado el nido, que es lo que sucede desde hace unas semanas, siempre hay pájaros dispuestos a establecer su morada en ellos. Simplemente se aprovechan del esfuerzo y del miedo del resto de las avecillas que salieron volando ¿Por qué no apostar por una fuerte subida de la Bolsa este año ahora que todos, o casi, se han ido? Nadie habla de la Bolsa en los bares, ni en las cafeterías. Las crónicas del mercado ya no son lo que eran. No interesan. Ha aumentado la aversión a las acciones y con ello, las probabilidades de que las subidas se impongan. La Bolsa española, no obstante, cuenta con elementos, que la hacen más débil frente a sus homólogas. El Ibex está en manos de los bancos, que no atraviesan un momento de miel, sino de miel. Pero no todo en el mercado español son bancos. Interesante apunte el que sigue:

Los estrategas de Barclays, Maneesh Deshpande y Emmanuel Cau, creen que se necesitan cuatro catalizadores para que se produzca una subida significativa. Estos son:

1. China aumenta sustancialmente el estímulo fiscal y monetario: "La pregunta central es si las autoridades chinas se embarcarán en una operación de rescate similar a la de 2016 en esta ocasión".

2. Se anuncia un acuerdo comercial creíble entre Estados Unidos y China: "la resolución total de todos los problemas es improbable, un acuerdo parcial en el que China acuerde aumentar las importaciones de Estados Unidos parece lo más probable".

3. Los obstáculos políticos en Europa disminuyen: "Sobre el Brexit, el rango de resultados potenciales sigue siendo amplio, aunque todavía creemos que es poco probable que se produzca un Brexit sin acuerdo. En el continente, Italia alcanzó un acuerdo sobre el presupuesto con la UE en diciembre. , seguido de un cierto ajuste en los diferenciales de los bonos italianos, pero el riesgo de nuevas elecciones en 2019 está aumentando".

4. Estímulo fiscal de la zona del euro: "Un nuevo factor positivo es la flexibilización de la política fiscal, que podría sumarse al mercado laboral saludable para estimular el consumo privado con un crecimiento de la inversión aún sólido".

Por otra parte, y con las acciones cotizando a un precio razonable, también hay un gran riesgo de caídas, a saber, que el bache por el que está pasando Estados Unidos se transforme en una grave recesión económica, dada la última etapa de la expansión.

Por ahora, sin embargo, no creen que una recesión en los Estados Unidos sea inminente y su escenario principal base es bastante neutral.

"Nuestro escenario base es que las acciones están entrando en un bache algo más pronunciado que en 2016 y es poco probable que se produzca una recuperación en forma de V. En el mejor de los casos, vemos un alza modesta para las acciones en 2019", dicen.

[Volver]