La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

CNMV crea un mapa de riesgo para analizar los productos que venden las entidades y cómo los comercia

Redacción -  Sábado, 09 de Febrero

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha creado un mapa de riesgos y de cumplimiento de las normas de conducta de las entidades que prestan servicios de inversión en España con el fin de analizar los productos que ponen a la venta y cómo los comercializan. Según ha informado el regulador, la finalidad de esta herramienta es permitir a la CNMV anticiparse a su acción inspectora y supervisora, así como reforzar la defensa efectiva del inversor.

El documento, que da cumplimiento al compromiso que la CNMV adquirió en el Plan de Actividades para 2012, realiza un examen de la actividad y cumplimiento de las normas de conducta por parte de las entidades que prestan servicios de inversión en España.

Además, diseña la estrategia de supervisión e inspección en cada caso concreto y, detecta posibles indicios de prácticas contrarias a la normativa para su investigación y análisis.

La Comisión recuerda que este mapa de riesgos está en la línea de las recientes iniciativas abordadas en la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) que, tras la experiencia de la crisis financiera, está analizando mecanismos que permitan a los supervisores tener información temprana sobre los productos comercializados.

Es la primera vez que la CNMV obtiene información agregada sobre las normas de conducta en la prestación de servicios de inversión en España por parte de las entidades de crédito. En 2011, estas entidades prestaron servicios de inversión a 12 millones de clientes, el 99% de los cuales fueron minoristas.

El supervisor señala que se aprecia una elevada concentración del sector ya que, de 181 entidades que realizan esta actividad, 23 grupos aglutinan el 94% de los clientes minoristas y las tres principales entidades concentran aproximadamente la mitad de los minoritarios.

TIPO DE PRODUCTOS

Por tipo de instrumento comercializado a la clientela minorista, el 51% del volumen total se destinó a productos de renta fija no compleja; el 14% a Instituciones de Inversión Colectiva (IIC); el 13% a renta variable y el restante 22% a otros productos financieros.

En términos agregados, el servicio de inversión que genera mayores ingresos a las entidades de crédito es el de recepción, transmisión y ejecución de órdenes (2.606 millones de euros, incluyendo ingresos por comercialización de IIC, que suponen aproximadamente 1.158 millones de euros).

La CNMV también señala que la prestación de servicios de asesoramiento en materia de inversión y gestión discrecional de carteras tuvo escasa relevancia cuantitativa durante 2011, incluso en los segmentos de banca personal y privada. Del total de ingresos recibidos por prestación de servicios de inversión, esta actividad supuso únicamente el 3% del total.

EMPRESAS DE SERVICIOS DE INVERSIÓN

El sector de empresas de servicios de inversión estaba compuesto a finales de 2011 por 94 sociedades y agencias de valores, 6 sociedades gestoras de cartera y 83 empresas de asesoramiento financiero que atendían a 192.904 clientes, de los que el 92% estaban segmentados como minoristas.

En términos de clientes, la intermediación es la actividad principal e ingresos tanto por comisiones como por la vía de los incentivos (900 millones por ambos conceptos). La CNMV destaca que la intermediación en productos complejos es importante en número de operaciones y volúmenes (dos tercios del total), concentrándose fundamentalmente en instrumentos derivados.




[Volver]