La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

¡Cómo hemos cambiado en los últimos 150 años!

CapitalBolsa -  Miércoles, 03 de Abril

La historia de los censos de población en España se inicia en los siglos XVI y XVII, con los Vecindarios. Los primeros censos de población modernos, basados en la persona como unidad de análisis, comienzan en 1768 con el elaborado por el Conde de Aranda y registró 9.308.804 personas.                                                            

En 1787 el Conde de Floridablanca elaboró un censo con información sobre la estructura de población por sexo, edad y estado civil. La población contabilizada fue de 10.268.110

El siguiente censo se realizó diez años más tarde, 1797 por orden de Manuel Godoy, registrándose 10.541.221 personas.

La inestabilidad política de los siguientes años provocó que sólo se realizaran una serie de recuentos de la población, con poca fiabilidad, conocidos como Censos de policía.

Con la creación de la Comisión General de Estadísticas del Reino en 1857 y la elaboración del Censo del mismo año, comienza una serie de censos oficiales: 1860, 1877, 1887 y 1897.

Desde 1900 ha habido un censo de población cada diez años. Apartir de 1950 se realizan conjuntamente los censos de población y los de viviendas.

La población censada en España en 2001 era casi el triple de la de 1900. A lo largo de estos años la población ha crecido con un ritmo diferente; mientras que en unas épocas la tasa anual superó el 10 por mil (1960-1981) en otras apenas superó el 3 (1981-1991).

Estudiando con detalle los efectivos censados en cada año para cada grupo de edad, sexo y estado civil, vemos en los censos un reflejo de los acontecimientos históricos por los que ha atravesado el país:

La epidemia de gripe de 1918, que produjo especialmente una alta mortalidad infantil

La Guerra Civil con el consiguiente descenso en la natalidad, la disminución de efectivos varones en algunos grupos de edad y un aumento en el número de viudas

La última emigración masiva de españoles (1959-1975), que afectó a más de un millón de personas con una incidencia diferente según el sexo y el grupo de edad.

Artículo completo




[Volver]