La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

Cosas- 17

Santiago Niño Becerra - Lunes, 06 de Junio * - Todo es porque sí, ¿o nada es porque no?. Francia da su sí al Sr. Draghi para suceder a M. Tichet en el BCE cuando en Octubre se vaya; al mismo tiempo -en el mismo tiempo- el grupo lácteo francés Lactalis anuncia una opa por la parte que aún no posee del grupo italiano Parmalat "¦ justo antes de que comenzase en Roma una cumbre italofrancesa; y desde hace meses el actual Gobernador del Banco de Italia no cesa de decir que hay que ser más estricto en el control de los precios de lo que dice Alemania que hay que serlo.

¡A ver!, posiblemente el Sr. Mario Draghi sea el mejor candidato existente para presidir el BCE, seguramente la operación de Lactalis sobre Parmalat sea la mejor que se puede hacer en el sector lácteo, y con una elevada probabilidad la coincidencia de la cumbre con el anuncio fue una cuestión de probabilidad; pero no me negarán que partiendo de la base de que las casualidades no existen, todo ello es una casualidad muy casual.

* - España: nadie habla del tema: los Presupuestos del reino: están envueltos con el celofán de una duda metafísica: todo el cuadro presupuestario del Gobierno, todos los compromisos, todos los cálculos están hechos partiendo de que en el año en curso la economía española iba a crecer el 1,3% (30.09.2010 confirmado el 06.04.2011) cuando salvo el Gobierno nadie lo cree; bien si el compromiso del ejecutivo es reducir el déficit en el 2011 del 9,2% al 6,0%, ¿qué va a suceder si ese crecimiento no se cumple?.

* - Ahora ya se ha abierto la veda: “˜Grecia no puede atender su deuda pública”™: hasta hace dos semanas era pecado decir algo así: aquí pecadores y Uds. por leerlo. Pero es que eso también es incorrecto: NADIE, EN NINGUNA PARTE, PUEDE PAGAR TODO LO QUE DEBE, ni Estados, ni compañías no financieras, ni regiones, ni entidades financieras, ni municipios, ni familias, ni personas físicas, ni empresas aseguradoras. Fue una ficción crecer creyendo que las deudas podrían pagarse, continúa siendo una ficción creer que podrán pagarse “¦ haciendo una reestructuración douce (absolutamente genial el calificativo francés) de la deuda pública griega.

Entonces, ¿de repente se han vuelto subnormales los rectores de la vida económica mundial?, no, lo que sucede es que un derrumbe como el del 29 ha de ser evitado sí o sí, en la TV no tienen que verse colas ante las oficinas bancarias ni masas de gentes tomando al asalto las avenidas, ni los bulevares, ni cortando los accesos a las ciudades; y hoy es posible evitar eso: con un descenso amortiguado de las cosas que han de caer: todo: eso es lo que se ha ganado desde la Depresión: entonces no fue posible.

¿La consecuencia de todo esto?, la inviabilidad de ciertos países, de ciertas actividades, de ciertas empresas, de ciertos municipios; la insostenibilidad de ciertos modos de hacer, de ciertas actitudes; la necesidad de re-ordenar, re-diseñar, re-definir, re-hacer, re-agrupar, re-pensar, re-modelar. Muchas cosas cambiaron tras la Depresión, muchas cosas ahora tendrán que cambiar. (Y los rectores de la vida mundial tendrán que cambiar: los rectores y sus modos de hacer: el hábito, los monjes y los monasterios).

Santiago Niño-Becerra. Catedrático de Estructura Económica. Facultad de Economía IQS. Universidad Ramon Llull.

@sninobecerra

Santiago Niño-Becerra. Catedrático de Estructura Económica. IQS School of Management. Universidad Ramon Llull.




[Volver]