La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

Crisis vs España: “Esto no ha hecho más que empezar…”

Redacción - Jueves, 12 de Julio

pobre"Un gráfico es mucho mejor que mil palabras para analizar el problema actual", así inicia una interesante nota a clientes los analistas de Citi refiriéndose a la situación española. El gráfico al que se refieren (adjunto) muestra la evolución de la rentabilidad del bono a 10 años español, la tasa de desempleo del país, y la evolución del Marco alemán frente a la peseta española. Citi señala que los desequilibrios en la zona euro vienen de lejos, pero nunca se han abordado realmente. En lugar de ello se ha optado por constantes ajustes cortoplacistas y artificiales. Durante los primeros días el ajuste principal fueron los tipos de cambio. Entre 1972 y 1989 (cuando España ingresó en el Mercado Único Europeo), la peseta española pasó de 20 frente al Marco a unos 60. En los siguientes 3 años el cambio Marco/Peseta se mantuvo en un rango de aproximadamente 61-65, pero con el tiempo las tensiones se dispararon y el cambio pasó de alrededor de 62 a 95 (más del 50% de depreciación de la peseta).

EspañaEn un periodo de 22 años aproximandamente, con una interrupción de dos años y medio, la peseta pasó de 20 a 93 frente al marco (una depreciación del 365%).

Luego vino el euro y España entró en un cambio efectivo de 82 pesetas marco. En marzo de 1995 los rendimientos del bono a 10 años español estaban en 12,5% frente el 7% del bono alemán. Un diferencial de 550 puntos básicos.

Para enero de 1999 el diferencial se redujo a 8 puntos básicos, con el bono a 10 años español en el 3,8%. Esto (como en otros países periféricos) suministró la posibilidad de devaluar la deuda. De hecho, en algunas ocasiones el bono a 10 años español cotizó con rendimientos por debajo del bono alemán. El mercado creía que una moneda común implícitamente hacía que la deuda española fuera de la misma calidad que la alemana o de cualquier otro país de la zona euro. El mercado creía que se había eliminado el riesgo país.

Tras el inicio de la crisis financiera de 2007 se inició una nueva valoración completa de los riesgos y se puso de manifiesto muy claramente que esta deuda (española) no tenía las mismas garantías ni explícitas ni implícitas que la alemana, por lo que los diferenciales empezaron a subir.

Hoy en día la tasa de cambio efectivo del marco/peseta se ha mantenido inalterada en los últimos 16 años, después de haber perdido un 365% entre 1973 y 1995.

El rendimiento del bono a 10 años español cayó del 12,5% al 3,8% en menos de cuatro años (1995-1999), y por debajo del 3% en septiembre 2005. Ahora es el doble y recientemente alcanzó el 7,29%.

El desempleo que había caído del 20% en la década de los 90 al 8% a finales de 2007, está ahora por encima del 24%, con un desempleo juvenil superior al 50%.

La deuda estatal como porcentaje del PIB se ha duplicado durante este período 2007-2012.

Sin embargo, los préstamos europeos de 50.000-60.000 millones de euros han sido bienvenidos por todo el mercado, y han hecho pensar a gran parte del mercado que estamos en el principio del fin. Nosotros no lo creemos así. Nosotros creemos que estamos únicamente en el principio.




[Volver]
Lo más leído hoy en La Carta