La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

El Gobierno fue el organismo que más se desvió en su predicción del PIB de 2011, según Esade

Redacción -  Sábado, 17 de Marzo

El Gobierno fue la institución que más se desvió en su predicción sobre la evolución del Producto Interior Bruto (PIB) español del pasado año, según los resultados de la Diana Esade, que analiza el grado de acierto de los pronósticos que hacen organismos nacionales e internacionales sobre el crecimiento de la economía española.

El pasado año, el PIB español creció un 0,7%, cuando el Gobierno había previsto que lo hiciera en un 1,3%. Por detrás del ejecutivo se sitúan el "broker" Intermoney, que pronosticó un crecimiento del 1,2%, y la OCDE, que estimó un aumento del PIB del 0,9%.

En el extremo opuesto aparecen BBVA, CatalunyaCaixa y La Caixa, que acertaron plenamente en sus predicciones y pronosticaron que la economía española crecería un 0,7% en 2011.

La Diana de la escuela de negocios, que recoge las previsiones lanzadas por estas instituciones en un periodo de tres años, destaca que Intermoney y Funcas "siguen liderando la tabla de entidades con mejor capacidad predictiva, pues previeron la crisis económica mejor que el resto", ya que en otoño de 2008 estimaron que el PIB español caería un 0,6% y un 0,5%, respectivamente, en 2009.

Por su parte, la OCDE, el FMI y el Gobierno, las tres que más se han desviado en los últimos tres años, pronosticaron un crecimiento del 1,1%, 1,2% y 1%, respectivamente, cuando finalmente el PIB cayó un 3,7%.

El estudio de Esade refleja que la "mayor estabilidad" en el ámbito económico facilitó el acierto de las predicciones del pasado año, en el que el pronóstico promedio de las entidades analizadas por la Diana fue un crecimiento del 0,6%.

Para el profesor de Finanzas de Esade Pablo Triana, "llama mucho la atención que organismos como la OCDE o el FMI sean los que peores predicciones registran cuando se dedican precisamente a eso, a hacer previsiones económicas, y cuentan con los mejores profesionales para ello".

El profesor ha destacado que, según los datos de la Diana, es más fácil hacer predicciones sobre el PIB cuando éste tiene un comportamiento "normal", pues, en su opinión, "los resultados demuestran que cuando hay un "shock", los pronósticos no funcionan".

No obstante, Triana se ha mostrado sorprendido de que las previsiones del otoño de 2008 para 2009 fuesen "tan optimistas" cuando ya se había producido la caída de Lehman Brothers y "se preveía el hundimiento del sistema financiero mundial".

LAS PREDICCIONES PARA 2012, "DEMASIADO NEGATIVAS"

El profesor de Finanzas de Esade ha calificado las previsiones sobre el PIB de 2012 como "demasiado negativas", pues en la última revisión realizada por el centro educativo el pasado mes de febrero, el promedio de las predicciones de los organismos que analiza la Diana estima una caída del 1,3%.

"Me sorprenden unos pronósticos tan negativos porque en las últimas semanas se han producido acontecimientos que pueden contribuir al crecimiento de la economía", ha asegurado Triana, para quien la nueva inyección de liquidez a la banca mundial, el rescate de Grecia y los datos más positivos de zonas como Estados Unidos o la UE "deberían dar una mayor tranquilidad al sistema".

En su opinión, en el otoño de 2008 "la situación era mucho peor que la de ahora", por lo que cree que, a la hora de realizar las predicciones, "las instituciones miran demasiado al pasado, y por ello puede que estén dando ahora unas estimaciones tan a la baja, pues temen volver a fallar tan estrepitosamente como en 2009".

No obstante, a pesar de estas desviaciones, Triana ha defendido la importancia de estas estimaciones para el sistema económico, pues, "aunque todo el mundo tiene una dosis de escepticismo sobre ellas, es mejor emplearlas que ir a ciegas". Además, ha afirmado que en el actual contexto económico, "es mucho más difícil acertar".




[Volver]