La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

El Gobierno subirá el IVA, el paro no remitirá en mucho tiempo

Reuters -  Sábado, 28 de Abril

El Gobierno presentó el viernes unas sombrías perspectivas para la economía nacional con una tasa de paro que se mantendrá por encima del 22 por ciento hasta 2015 y anunció, en contra de lo prometido anteriormente, una subida de impuestos al consumo para asegurar las metas de consolidación fiscal.

En un momento de máximo acoso para la deuda española en los mercados por las dudas sobre el cumplimiento de los objetivos de déficit en un país en recesión y por la salud del sector financiero, el ministro de Economía ofreció una nueva concesión a la petición de los organismos internacionales anticipando que el año próximo subirá el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

"Una de las cuestiones fundamentales que nos ha pedido siempre el FMI y la propia UE es ir reduciendo la imposición sobre el trabajo e ir incrementando la imposición sobre el consumo", dijo De Guindos, para agregar que no solo se contempla la subida del IVA sino también de otros gravámenes como los impuestos especiales.

La combinación del alza del IVA y otros tributos especiales, como los que gravan los hidrocarburos, el tabaco o el alcohol, con una rebaja en las cotizaciones sociales que pagan las empresas -una receta proempleo "a la alemana" muy demandada por el sector empresarial-, tendrá un impacto neto de 8.000 millones de euros en el próximo año, estimó el Gobierno.

Pese a estas medidas, la tasa de paro se mantendrá por encima del 24 por ciento este año y el próximo, y sólo bajará levemente hasta el 22,3 por ciento en 2015, con un crecimiento del PIB muy tímido, del 0,2 por ciento en 2013 y el 1,4 por ciento en 2014.

Estas previsiones, que forman parte del Programa de Estabilidad y el Plan de Reformas que el Gobierno ha remitido a Bruselas, no quedan muy lejos de las de la agencia S&P, que en la noche del jueves despojó a España del rating "A", dejándola a dos escalones del "bono basura".

"Estamos hablamos de una recuperación de la actividad, pero con un crecimiento todavía bastante reducido que no podrá generar creación de empleo neto hasta, posiblemente, la segunda mitad de la década", dijo Myriam Fernández de Heredia, directora de ratings soberanos de S&P para África y Europa. La agencia sitúa la tasa de paro de 2012 en el 25 por ciento y la de 2013 en el 25,5 por ciento.

El Ejecutivo del Partido Popular -que ha emprendido reformas del mercado laboral, el sector financiero y los servicios públicos, y ha introducido una nueva normativa para reconducir las cuentas de los gobiernos regionales- calculó un impacto de creación de casi 2 millones de empleos hasta 2020 por la implementación de su programa reformista.

Dentro de las medidas para reducir el gasto público, el Gobierno desveló el viernes un plan similar al introducido en Italia -otro país en la mira de los mercados por el estado de sus cuentas públicas- para fusionar un número indeterminado de los cerca de 8.000 ayuntamientos que hay en España en función de su población.

La medida podría resultar muy conflictiva en términos políticos dado el carácter fuertemente descentralizado de las administraciones públicas en España.

Además, el ministro anunció que el Ejecutivo presentará en las próximas semanas un plan de privatizaciones, que incluye activos inmobiliarios que actualmente estén en manos de las Administraciones Públicas.

NUEVA SUBIDA DEL IVA

El ministro de Economía, Luis de Guindos, justificó la decisión de aplicar una nueva subida de los impuestos indirectos el año que viene señalando que, para entonces, la economía ya estará en una fase de crecimiento que permite este tipo de medidas, hasta ahora consideradas inoportunas por el Gobierno dado el estado recesivo de la actividad.

El anterior Gobierno, del Partido Socialista, elevó en julio de 2010 el IVA reducido en un punto hasta el 8 por ciento y el IVA general en 2 puntos hasta el 18 por ciento, aún dentro de los niveles más bajos de la media de la Unión Europea.

La medida fue muy criticada por el Partido Popular, entonces en la oposición, y hasta fechas muy recientes diversos miembros del Ejecutivo habían rechazado -en línea con lo prometido antes de las elecciones generales de noviembre- la posibilidad de elevar el IVA.

EQUILIBRIO PRESUPUESTARIO EN 2016

El programa de estabilidad presentado por el Gobierno, que reitera el objetivo de un déficit público del 3,0 por ciento en 2013, no prevé el equilibrio presupuestario hasta 2016.

Tras años del "boom" del ladrillo y un desmesurado endeudamiento del sector privado, especialmente entre las empresas constructoras e inmobiliarias, la economía española estalló a finales de 2007.

Desde entonces, el país se encuentra en una larga travesía del desierto que ha disparado el paro, ha quebrado a numerosas empresas, ha aumentado el déficit y el endeudamiento público, y ha puesto en el ojo del huracán al sector financiero ante la especulación de que necesite un rescate a la irlandesa.

El plan del Gobierno prevé que el ratio deuda/PIB suba desde el 68,5 por ciento en 2011 hasta el 79,8 por ciento en 2012 y el 82,3 por ciento en 2013, sin bajar por debajo del 80 por ciento en los dos años siguientes.

Se trata de un incremento peligroso, teniendo en cuenta que el bajo nivel de endeudamiento público frente a la media europea (en torno al 82 por ciento actual) había sido de los pocos factores a favor a ojos de los economistas, en comparación con otros países con tasas superiores al 100 por cien como Italia, que no obstante tiene un déficit muy inferior.

La agencia S&P alertó precisamente de que una de las razones por las que puede volver a rebajar la calificación española en los tres próximos años sería un ratio deuda/PIB superior al 80 por ciento.

"Podríamos rebajar la calificación si se produjera un aumento de la deuda neta sobre PIB, que situara la ratio por encima del 80 por ciento del PIB en los próximos tres años debido a desviaciones presupuestarias, a un menor crecimiento o a la materialización de pasivos contingentes", dijo la agencia, que instó una vez más al Gobierno a que no le tiemble la mano y continúe con su "ímpetu reformista".




[Volver]
Lo más leído hoy en La Carta