La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

El indicador de mercado más fiable sale por la noche

Carlos Montero - Viernes, 15 de Marzo

Los traders están en una búsqueda eterna de alguna "ventaja" que les permita gana al mercado. Resulta que la respuesta fue mirarlos directamente a la cara. El indicador más fiable no tiene nada que ver con los beneficios empresariales o la Reserva Federal. Agárrese a la silla: el comportamiento de las bolsas de acciones de todo el mundo se ven fuertemente afectados por las fases de la luna.



En pocas palabras, los mercados suben varios puntos porcentuales anualizados más durante los días 14 o 15 días alrededor de la luna nueva que en un período similar alrededor de la luna llena.

Eso puede parecer bastante irracional. Pero cuando lo piensas, hay una base lógica. Es bien sabido que la luna provoca las mareas y aumenta la tasa de homicidios. Nuestros cuerpos son en su mayoría agua. Si la luna puede mover los océanos, ¿por qué no podría impactar en las emociones de los traders?

Al igual que todo lo que tiene que ver con la economía, hay un debate sobre el efecto de este "ciclo lunar". Pero la evidencia de que en los períodos alrededor de la luna nueva suben más las acciones que en los períodos de la luna llena está creciendo:

- Ilia Dichev, actualmente en la Universidad Emory, y Troy Janes, de Purdue, midieron el efecto lunar en los mercados de valores de 25 países diferentes, incluido Estados Unidos. Los investigadores analizaron el DIA Jones Industrial Average hasta 1896 y el S&P 500 hasta 1928, entre otros índices. "La diferencia anualizada entre los retornos de luna nueva y luna llena está en la magnitud de 5 a 8 por ciento", escriben, aunque la variación diaria puede ser enorme. El indicador lunar fue más fiable fuera de los Estados Unidos, del orden del 7% al 10% anualizado.

- Christos Floros y Yong Tan, ambos de la Universidad de Portsmouth (Reino Unido), estudiaron 59 mercados bursátiles internacionales. Encontraron efectos significativos de la luna nueva o la luna llena en 14 de ellos. En otros países, el ciclo lunar interactuó positivamente con el efecto ya conocido del lunes y el efecto de enero.

- Kathy Yuan, Lu Zheng y Qiaoqiao Zhu, de la Universidad de Michigan, analizaron los mercados de valores de 48 países. Construyeron una cartera ponderada equitativamente y una cartera ponderada por valor. La rentabilidad para el período de luna nueva frente a la del período de luna llena fue de 3% a 5% anualizado más. Los investigadores declaran que el efecto lunar es "independiente del efecto de enero, el efecto del día de la semana, el efecto del mes calendario y el efecto festivo".



El gráfico de arriba, del análisis de Dichev y Janes, ilustra sus hallazgos. Las ganancias anualizadas son notablemente más fuertes en los días de mercado alrededor de la luna nueva (las columnas rojas) que en los días de luna llena (las columnas azules). Todas las economías del G-7 muestran el efecto, en mayor o menor grado.

Si el indicador lunar es estadísticamente significativo, la pregunta es: "¿Cómo podemos beneficiarnos?"

Aquí es donde la realidad se vuelve contra nosotros. El hecho de que un indicador sea medible no significa que sea negociable (es decir, pueda usarlo de manera efectiva). E incluso si un indicador es negociable, eso no significa que sea rentable (se obtienen ganancias después de pagar los costos de transacción).

- Digamos que compra acciones al comienzo de cada período de dos semanas en torno a la luna nueva y vende todas las posiciones al final. Esto provocaría que rotaría la cartera 26 veces al año, o una tasa de rotación de alrededor del 2.600%. Las comisiones por las operaciones podrían comerle una gran parte del beneficio.

- En promedio, los mercados de valores no bajan durante los períodos de luna llena, solo suben menos. Si estuviera en efectivo la mitad del tiempo, se perdería muchas de las subidas y tendría un comportamiento muy bajo en el mercado.

- El llamado ciclo lunar no está garantizado. Los indicadores funcionan hasta que no lo hacen. Cuando un indicador deja de funcionar, no muestra un pequeño letrero que avisa sobre cuánto tiempo lo va a hacer o qué indicador debe usar en su lugar.

Para la mayoría de los inversores minoristas, es mejor seguir con estrategias probadas y verdaderas a largo plazo: la diversificación en un amplio conjunto de clases de activos, "la tendencia es su amigo" y estrategias aburridas como esas.

El indicador lunar es una peculiaridad interesante que la mayoría de nosotros nunca podremos aprovechar. Pero sirve para enseñarnos que los movimientos salvajes del mercado de acciones es el resultado de comportamientos falibles que están profundamente arraigados en la naturaleza humana.

Si el mercado realmente obedece a las influencias lunares, eso dice mucho sobre la manera en que la euforia inexplicable y los crash repentinos se ven impulsados por la locura.




[Volver]
Lo más leído hoy en La Carta