La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

Emerge acuerdo Senado EEUU por abismo fiscal, todavía no se alcanza

Thomas Ferraro y Jeff Mason, Reuters -  Martes, 01 de Enero

 

Los líderes del Senado de Estados Unidos estaban el lunes más cerca de un acuerdo para evitar el "abismo fiscal", pero el compromiso era firme en los incrementos de impuestos y débil en lo relativo a los recortes de gastos, mientras que la Cámara de Representantes no votaría el tema hasta después del límite.

A pocas horas del límite de Año Nuevo, el presidente Barack Obama dijo que el acuerdo estaba a la vista pero no listo.

"Hoy parece que un acuerdo para evitar esta subida de impuestos de Año Nuevo está a la vista, pero no está acabado", dijo Obama en un discurso en la Casa Blanca.

"Aún hay temas pendientes por resolver. Esperamos que el Congreso pueda superarlo, pero aún no lo ha hecho", agregó.

El acuerdo tentativo del Senado podría elevar los impuestos en varios frentes, con los estadounidenses más ricos llevándose la mayor parte de la carga. Eso no sería popular en la Cámara dominada por los republicanos.

La planeada alza de impuestos es sustancial pero podría ser menor que la que entrará en efecto automáticamente esta semana si el Congreso no logra un acuerdo para evitar la fuerza total del "abismo", que según analistas podría llevar a la golpeada economía estadounidense a una nueva recesión.

La Cámara de Representantes podría no votar ningún acuerdo por el "abismo fiscal" aprobado por el Senado hasta después del plazo límite de la medianoche del lunes, dijo un asesor republicano.

La fuente destacó que no se produciría ningún daño en caso de votar el martes, día de Año Nuevo, ya que los mercados financieros estarán cerrados durante esa jornada.

"Todavía no tenemos un proyecto del Senado y queremos que los miembros lo lean antes de votarlo", destacó.

A menos que se alcance un acuerdo sobre el presupuesto estadounidense, unos 109.000 millones de dólares en recortes de gastos de todo tipo entrarán en vigor inmediatamente al comienzo del nuevo año y eventualmente llegaran a una combinación de 600.000 millones de dólares en alzas impositivas y recortes de gastos.

El principal punto de fricción entre republicanos y demócratas es si extender las tasas impositivas existentes para todos, como buscan los republicanos, o simplemente para los que ganan menos de 250.000 a 400.000 dólares, como proponen los demócratas.

También en discusión están las demandas republicanas de mayores recortes en el gasto que los ofrecidos por el presidente Barack Obama.


PLAN DEL SENADO

Bajo el plan del Senado, quienes tengan ingresos familiares por encima de los 450.000 dólares o individuales superiores a 400.000 tendrán una tasa impositiva del 39,6 por ciento, un alza desde el actual 35 por ciento. Aquellos con ingresos menores mantendrían las tasas impuestas durante el mandato del ex presidente George W. Bush.

Las acciones subieron modestamente tras las noticias de que los líderes están más cerca de un acuerdo. El promedio industrial Dow Jones avanzó menos de un punto porcentual a 13.044 unidades.

El plan del Senado pospondría por un periodo indeterminado los recortes automáticos en programas de defensa y domésticos que son parte del "abismo fiscal".

El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, dijo que se lograron acuerdos con los demócratas en todos los temas impositivos.

McConnell destacó que él acordó con el presidente Barack Obama que la prioridad más inmediata del Congreso es evitar que el martes se produzca un alza de impuesto para la mayoría de los estadounidenses.

Obama "sugirió que la acción (sobre el recorte automático de gastos) es algo que podemos seguir trabajando en los próximos meses. Aprobemos la parte del alivio impositivo ahora. Tomemos lo que se acordó y sigamos adelante", sostuvo McConnell.

Las negociaciones ofrecen la última esperanza para evitar las alzas de impuestos y draconianos recortes en el presupuesto federal que se activarán al inicio del 2013 debido a una ley de reducción de déficit promulgada en agosto del 2011.

Las esperanzas de un "gran acuerdo" sobre las medidas de reducción del déficit desaparecieron semanas atrás cuando las conversaciones se estancaron.

Aunque el Congreso tiene la capacidad de actuar con rapidez cuando está motivado, los líderes de la Cámara de Representantes y el Senado se han dejado poco tiempo para lo que podría ser un día de maniobras complicadas de procedimiento en caso de un acuerdo. (Editado en español por Javier Leira)




[Volver]