La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

“Empezar de cero. Los bancos centrales conjuran el colapso de los mercados financieros, por ahora, pero no la Crisis Sistémica”

Moisés Romero - Martes, 29 de Diciembre

Si hablamos claro deberíamos señalar que la respuesta de los bancos centrales después de 2009 fue completamente errónea. Mantener tasas tan bajas durante todo el ciclo fue un error masivo. Ya no es una solución más que los bloqueos para detener Covid-19. Si la economía no puede crecer con tasas de interés normales, hay un problema subyacente". (Matt@ToryContrarian). Más "No puede solucionar las pandemias con recortes de tasas o QE. Deberían haber esperado hasta que terminó el pico para impulsar una economía en recuperación (@chigrl). Otra En esta Gran Crisis Sistémica, que aún hoy la mayoría de los políticos no quieren ver ni reconocer, ya hemos visto intervenciones masivas de bancos y de cajas de ahorro. La siguiente que viene es la intervención de Estados. Y será más pronto que tarde.

Una agenda de crecimiento 1. Todos queremos volver a como eran las cosas 2. Pero esa forma era ambientalmente insostenible 3. Vamos a la FMH permanentemente, vuelemos mucho menos, vivamos localmente 4. Emitir deuda para volver a capacitar a quienes pierden el empleo 5. No volvamos al statu quo ex ante 6. Utilice la deuda para cambiar ...

Robin Brooks@RobinBrooksIIF

El despropósito consumista de Estados, Comunidades Autónomas, Ayuntamientos, Corporaciones, Empresas y Familias ha elevado los niveles de deuda hasta niveles, que, en muchos casos, resultan ya impagables. (26-10-11 (Julián Crespí) Hablando de Crisis Sistémica: El abuelo funda, el padre mantiene y el nieto hunde)Estancamiento secular. Esta hipótesis fue avanzada por el economista Alvin Hansen en 1938 y resucitada recientemente por el ex – Secretario del Tesoro norteamericano Lawrence Summers. El argumento de Hansen era que el crecimiento mundial había sido impulsado hasta entonces por tres factores fundamentales: crecimiento demográfico, recursos de nuevos territorios (colonias, far west …) y el progreso tecnológico. Los dos primeros factores ya no estaban ahí y el progreso tecnológico, según Hansen, podría ya no ser suficiente para mantener niveles de pleno empleo.

Evidentemente las expectativas de Hansen no se cumplieron, pues las décadas que siguieron a la 2ª Guerra Mundial se caracterizaron por un fuerte crecimiento de la economía. EEUU ha sido el país en la vanguardia tecnológica del mundo y como tal marcaba la frontera del desarrollo, pero el resto del mundo vivió unas décadas de gran crecimiento hasta el punto de que ese período 1945-1975 es conocido en Europa como “La Edad de Oro del Crecimiento Económico”.

Casi 80 años después, Larry Summers ha resucitado la idea del estancamiento secular. Considera que nos enfrentamos a un periodo prolongado de demanda insuficiente, fundamentalmente por falta de inversión, que requeriría estímulos fiscales para evitar un elevado desempleo

Super-ciclo de deuda. Una explicación alternativa a la situación de la economía es la que aporta Keneth Rogoff quien rechaza la idea del estancamiento secular. A cambio sugiere que el bajo crecimiento e inflación actuales son consecuencia del fin de un gran ciclo de crecimiento del endeudamiento. De acuerdo a esta interpretación el final del proceso de desapalancamiento nos devolverá a unas tasas de crecimiento superiores a las que actualmente se estiman extrapolando al futuro las tasas actuales.

La diferencia fundamental entre ambos enfoques es que en el primer caso tendríamos por delante un largo período de años o incluso décadas con un escenario similar al actual. La hipótesis de Rogoff, por el contrario, nos acercaría más a un proceso de normalización monetaria en línea con el pensamiento actual de la Reserva Federal que prevé subir los tipos de interés al entorno del 2,5% en un par de años. El ratio de deuda privada respecto al PIB para el total mundial tocó techo en el año 2.000 para entrar en un proceso de reducción hasta 2011. Desde entonces ha vuelto a crecer suavemente.

“La diferencia fundamental entre ambos enfoques (estancamiento secular o super-ciclo de deuda) es que en el primer caso tendríamos por delante un largo período de años o incluso décadas con un escenario similar al actual. La hipótesis de Rogoff, por el contrario, nos acercaría más a un proceso de normalización monetaria en línea con el pensamiento actual de la Reserva Federal que prevé subir los tipos de interés al entorno del 2,5% en un par de años. El ratio de deuda privada respecto al PIB para el total mundial tocó techo en el año 2.000 para entrar en un proceso de reducción hasta 2011. Desde entonces ha vuelto a crecer suavemente.”

twitter.com/moisesssromero @MoisesssRomero

Moisés Romero




[Volver]
Lo más leído hoy en La Carta