La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

Entrevista original

Santiago Niño Becerra - Lunes, 13 de Enero

El pasado día 6 de Enero, el periódico La Voz de Galicia publicó, en su Pág. 16, un interesante reportaje de título “Una recuperación entre tinieblas” cuya autora es la Sra. Ana Balseiro. Unos días antes me había remitido un mail en el que afectuosamente me solicitaba respuesta a unas preguntas que me planteaba. Cumplimenté las preguntas y se las remití. Luego problemas de espacio obligaron a la autora a reducir aquel cuestionario a la mínima expresión de la mínima expresión. Como pienso que las preguntas están francamente bien planteadas ya que invitan a dar respuestas claras, a continuación las reproduzco junto a las respuestas que remití.

1. ¿Va a ser, como sostiene el Gobierno, el 2014 el año de la recuperación? Previsiones de crecimiento.

Es muy curioso (y parece que nadie haya reparado en ello) que con las mismas cifras, ¡las mismas! que en Octubre los Sres. De Guindos, Montoro y Rajoy pintaban un panorama sombrío, ahora, sin hacer mención alguna a aquellas cifras, claro, pintan un cuadro luminoso. 2014 va a ser en todas partes, pero más aquí por la enorme deuda total que España acumula, un año marcado por dos hechos: las elecciones de Mayo y la publicación de las auditorías del ECB y de la EBA en Noviembre. Va a ser el año de las buenas palabras, de sembrar tranquilidad (aunque se irán dando palos, como la segunda parte de la reforma laboral) hasta Noviembre, y a partir de ahí, a saco.

 

2. ¿Qué sectores van a tirar de la economía? ¿Cuáles sufrirán más? (O seguirán sufriendo…?

Pienso que cada vez se pensará menos en sectores y más el clusters: zonas de actividad y de generación de actividades productivas. La logística va a ser un sector clave porque ayuda a mejorar la productividad, y el sector R: reciclaje, recuperación, reparación, …. A España seguirá llegando turismo, pero habrá que ver como evoluciona el gasto medio por turista y día en términos reales, un ratio que lleva años cayendo. La exportación seguirá, pero se está ralentizando porque para que puedas exportar los demás tienen que comprarte, y existe un exceso de oferta de todo en relación a la capacidad de renta y de endeudamiento, al margen de que tres regiones en España realizan el 45% de las exportaciones españolas.  

 

3. ¿Hay perspectivas de que comience a recuperarse el empleo?

Si por recuperación se entiende la reducción de la tasa de desempleo y la absorción de la nueva población activa que se vaya incorporando al mercado de trabajo, no. Atendiendo a las últimas previsiones publicadas, ni en FMI, ni la Comisión Europea, ni el Gobierno, prevén que el desempleo baje del 25% ni en el 2014 ni el 2015. En España (y en toda la UE) se está configurando un núcleo de desempleo estructural enquistado en el que pueden cambiar los nombres pero que en horas de población activa se mantendrá estable porque serán horas que no serán necesarias; claro que si un montón de jóvenes españoles se van al extranjero, y otro montón de inmigrantes regresan a sus países de origen … Los políticos, independientemente de su color, podrán vender reducciones del desempleo a través de aumentos en la ocupación a tiempo parcial: contratos por obra y servicio y cosas así, del subempleo, vaya, con la pérdida de poder adquisitivo que ello comporta.

 

4. ¿Y el crédito? ¿Volverá a fluir?

Una de las cosas que más claras va a dejar esta crisis sistémica es que el crédito tal y como se ha conocido ha muerto: crédito abundante para cualquier consumo e inversión. El crédito, pienso, volverá (habrá que ver si bajo la forma conocida o adoptando otras formas y otros intermediarios) pero en función del destino y objetivo que se vaya a dar a esos fondos.

 

5. Sistema financiero: ¿nos dará más sustos?

Si por sustos se entiende bancos que desaparecerán, que serán ordenadamente liquidados, absorbidos, troceados y concentrados, sí. Es que, del mismo modo que hay un exceso de oferta de todo, también, pienso, hay un exceso de oferta de bancos. Todo eso a partir de Noviembre (aunque en el Verano ya pueden empezar a producirse 'filtraciones').

 

6. Cumplimiento del déficit: ¿Bruselas nos impondrá más reformas? En caso afirmativo, ¿cuáles podrían ser?

Vamos a ver. España y todos los países de la UEM firmaron un papel en el que se comprometieron a llegar a un déficit estructural del -0,5% y a una deuda del 60% en el 2020. España ha cerrado el 2013 con un déficit del ¿6,7%? y con una deuda pública del ¿95%?. Si en los próximos tres años España ni siquiera va a crecer para pagar los intereses de su deuda pública, podemos imaginar el vendaval de requerimientos y exigencias que se va a desatar sobre España. Con mucha educación hasta Noviembre, y a muerte desde el próximo Halloween.

 

Y no, no he variado ni una coma en relación con lo que hace unos días remitía a la Sra. Balseiro.

@sninobecerra

Santiago Niño-Becerra. Catedrático de Estructura Económica. IQS School of Management. Universidad Ramon Llull.




[Volver]