La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

“España: morosidad, déficit, adiós al consumismo, desaparición Papá-Estado y más efectos colaterales

Germán Gorraiz López -  Miércoles, 16 de Mayo

luzLa economía de España se ha basado en el último decenio en la conocida 'dieta mediterránea', cuyos ingredientes principales eran el 'boom' urbanístico, el turismo y el consumo interno, y que creaba excelentes platos minimalistas, de apariencia altamente sugestiva y precio desorbitado, pero vacíos de contenido culinario y con fecha de caducidad impresa: (2008) y que provocará en la sociedad española la implementación de nuevos hábitos socioeconómicos.

Espectacular aumento de la morosidad : El Banco de España ha reconocido que la morosidad sigue su tasa ascendente y que los créditos impagados pueden situarse entre el 8% y el 8,5% del total debido principalmente a la morosidad de las empresas, (más del 75% del crédito moroso) .Así, según Fedea ( Fundación de Estudios de Economía Aplicada), la tasa de morosidad  agregada  alcanzaría el 9% en mayo ante las expectativas de recesión en España y en la zona euro para el 2012.

Sustitución de la obsesión de la vivienda propia por la cruda realidad del alquiler compartido:  Según noticias.spainhouses.net, la oferta de viviendas en alquiler habría aumentando en un millón ( los propietarios no tributan nada y desgravan el 50 por ciento de las rentas si el alquilado tiene menos de 30 años) , lo que originará drásticas caídas de los precios de los inmuebles que se moverían en la horquilla del 20% al 60% respecto al 2007  según estimaciones del BBVA y The Economist .

Incremento del Déficit de Ayuntamiento y Comunidades Autónomas: Según el G-14, la profunda recesión del mercado inmobiliario ( con un desplome de ventas del 31,9 % en el tercer trimestre del 2011), conllevará el subsiguiente endeudamiento crónico de los ayuntamientos y Comunidades Autónomas  . Así,   la agencia de calificación de riesgos Standard&Poor’s (S&P) calcula que el déficit de las comunidades autónomas ascendió en el 2011 al 2,1 % del PIB  , por lo que no sería descartable que muchas Comunidades se declaren insolventes y cedan las Competencias de Sanidad y Educación al Gobierno Central, quien se vería obligado a incrementar sus gastos por cuenta corriente y haría imposible el objetivo de alcanzar para 2012 un Déficit por Cuenta Corriente del 4,4 %.

Finiquito del consumismo compulsivo imperante en la pasada década, debido a la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores ( inflación rozando el 3 % a fines del 2011 y nula subida salarial), lo que unido a la ausencia de la cultura del ahorro doméstico provocará una severa contracción del consumo interno y el aumento del consumo de productos de segunda mano,coadyuvada por la previsible  reducción del número de empleados públicos  que en la actualidad rondarían los 2, 5 millones ( 85 % serían funcionarios)  y   con un consumo estimado del  15% del PIB) y la progresiva desaparición de las clases medias.

Desaparición de “Papa-Estado”:  El drástico descenso de los ingresos del Estado  y el bestial incremento de las prestaciones de desempleo (en el 2012 serán necesarios cerca de 40.000 millones) ha provocado el final de los superávit de la Seguridad Social , lo que conllevará una dramática reducción de los subsidios sociales , no siendo descartable la utilización de la "hucha de las pensiones" ( estimada en 66.000 millones de Euros) para poder sufragar las necesidades del Estado en el Bienio 2.012-2013.

Incrementos de la tasa de paro hasta niveles desconocidos desde la época de la posguerra española (con estimaciones  de 5,3 millones de parados a finales del 2011 y con picos que podrían alcanzar los 6 millones en el 2012), provocados por el efecto dominó en la declaración de EREs en las empresas, lo que unido a la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores debido a los exiguos incrementos salariales y la subsiguiente generalización de la precariedad laboral con minijobs cuatrocieneuristas e interinidad vitalicia provocará la radicalización de los otrora aburguesados y sumisos sindicatos.

Desertización comercial de amplias zonas urbanas, con la progresiva desaparición del pequeño comercio como consecuencia de la severa contracción del consumo interno (según Citi , la  contracción del consumo en el 2011 rondaró 0,2 %), por lo que el secretario general de la Confederación Española de Comercio (CEC), Miguel Angel Fraile, alertó de un “escenario catastrofista para el 2012” ,que podría provocar el cierre de más de 40.000 pequeños comercios.

Revitalización de los cascos antiguos y centros urbanos de las ciudades en detrimento de los barrios periféricos, motivado por la falta de liquidez de las arcas municipales ( fruto de la ya mencionada desertización comercial y de la profunda recesión del mercado inmobiliario) que conllevará el subsiguiente endeudamiento crónico de los ayuntamientos ( según el Banco de España, la deuda conjunta de ayuntamientos, mancomunidades, diputaciones, cabildos y consejos sumaba 34.594 millones de euros al cierre del cuarto trimestre de 2009 y  más del 80% (28.770 millones) correspondía a los ayuntamientos y mancomunidades.

Progresivo deterioro de la educación pública, con tasas insultantes de fracaso escolar en la Educación Secundaria Obligatoria, convertirá a la mayoría de los centros públicos en guetos de inmigrantes y los centros privados quedarán como refugio de la excelencia educativa y de las clases económicamente solventes.  Así, según  Público, la crisis  habría obligado a recortar  los presupuestos de Educación  de las comunidades autónomas en 2011 (de quien depende más del 80% del gasto educativo) en casi 1.600 millones de euros con respecto a 2010.Por último,  el redescubrimiento de la Formación Profesional (en detrimento de los estudios de Bachillerato) llevará a la drástica reducción del número de Universidades Públicas, asfixiadas por la falta de subvenciones y la reducción espectacular del número de estudiantes.

Riesgo de exclusión de la Eurozona: Dicha fractura tendría  vendría determinada por   las exigencias del BCE de cumplir con el límite marcado para el Déficit Público del 3% para el 2013 , pero según FUNCAS, dicha empresa será harto complicada para países como Portugal, Italia, Grecia, Chipre, Hungría, España e Irlanda, por lo que corren el riesgo de ser excluidos de la eurozona , significando en el caso de España el forzoso retorno a la peseta , la subsiguiente depreciación de la misma y el regreso a niveles de renta propios de la década de los 70.




[Volver]