La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

¡Eureka, el petróleo no se está acabando!

Carlos Montero -  Lunes, 20 de Febrero Seguramente hayan oído hablar de la expresión “cenit del petróleo”. Estos términos recogen la predicción que la producción mundial de petróleo llegará a su máximo y después declinará tan rápido como creció. Bastante obvio ¿verdad? La cuestión no es si se llegará o no el cenit del petróleo, sino cuándo. Muchos analistas especializados en el petróleo afirman que ese cenit ya se ha alcanzado. Esta contracción de la oferta de petróleo, junto con una creciente demanda debida principalmente al mayor consumo en los países emergentes, provocará un ascenso del crudo por encima de los máximos históricos de los 150 dólares barril Brent. Este escenario sería catastrófico para la incipiente recuperación económica. Se estima que la estructura económica mundial no puede soportar un precio del petróleo de una manera sostenida, por encima de los 127$ barril sin entrar en recesión.

No se habla mucho en los medios de comunicación generalistas, ni tampoco en los especializados, de este hecho, pero seguramente es uno de los retos más importantes a los que se enfrenta la humanidad en los próximos años.

 

Bien, pues parece que según los analistas de Citigroup, “el cenit del petróleo ha muerto”, utilizando sus propias palabras. Citigroup anunció al mundo la pasada semana que el pico del petróleo está muerto. Como señala el analista de WSJ James Herron, la polémica idea de que la producción mundial de petróleo está casi en su punto máximo y pronto comenzará un irrevocable declive a largo plazo, ha sido enterrada en las formaciones de petróleo de esquisto de alta productividad de Dakota del Norte, con consecuencias potencialmente grandes para los precios del petróleo, dijo el banco.

 

Sin embargo, a pesar de esta lectura, los datos sugieren que sería prematuro afirmar que este paciente está muerto, añaden Herron.

 

Los cambios en los mercados de petróleo de la última década, han dado una fuerza significativa al argumento de que la producción mundial de petróleo está cerca de un pico. A pesar del enorme incentivo de un aumento en el precio del crudo de casi el triple desde 2000 hasta 2010, el mundo apenas ha podido aumentar un 10% la producción de petróleo, según datos de BP.

 

Muchos han argumentado que esto demuestra que el límite físico de la producción mundial de crudo está cerca, o que ya se ha superado.

 

"La creencia de que la producción mundial de petróleo ha alcanzado su pico, o está a punto de hacerlo, ha ayudado a alimentar el rally de más de una década en los precios del crudo", dijo Citigroup en una nota a clientes. "Ahora todo está cambiando a causa de lo que está sucediendo en Dakota del Norte”, donde las nuevas tecnologías han posibilitado un gran e inesperado aumento de la producción  de petróleo de esquisto.

 

Después de décadas de declive "la producción de petróleo en EE.UU. está ahora al alza, lo que se debe exclusivamente a la producción de petróleo de esquisto bituminoso ", dijo Citigroup. El aceite de esquisto bituminoso podría añadir casi 3,5 millones de barriles diarios a la producción de petróleo de EE.UU. entre 2010 y 2022. EE.UU. ya ha recortado las importaciones por 1 millón de barriles. EE.UU. y Canadá podrán permitirse un día ser autosuficientes en petróleo, dijo Citigroup.

 

Hay otras partes del mundo con una perspectiva similar, dijo el banco. Argentina ya ha descubierto importantes yacimientos de petróleo de esquisto. Australia podría tener reservas de esquisto. Las perspectivas de Europa no son tan buenas, dado que una de las zonas con mayor probabilidad de poseer reservas es la cuenca de París en Francia, donde la perforación ya ha sido prohibida.

 

"El aumento de la producción de EE.UU. indica claramente que el ingenio humano ha superado el desafío lanzado por los alcistas de petróleo desde hace mucho tiempo", dijo Citigroup.

 

A pesar de este optimismo, no todo el mundo se convencerá de la afirmación de estos analistas. De hecho, hay buenas razones para mantenerse escépticos sobre que la producción de petróleo podrá impulsarse continuamente por las nuevas tecnologías. Está el hecho de que año tras año, la producción de petróleo de las áreas existentes, como la de Mar del Norte o Alaska, disminuyen constantemente, es decir, la industria necesita seguir mejorando su extracción simplemente para mantener la tasa de producción.

 

Incluso Citigroup reconoce que la producción de petróleo existente debería disminuir entre un 4% y 5% al año. Entre 2010 y 2011, esto provocaría un agujero de entre 3,3 millones y 4 millones de barriles diarios que deberá ser cubierto.

 

Sólo el tiempo nos dirá si Citigroup tiene razón o no.
 




[Volver]