La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

La próxima (junto con la anterior) jugada está en los bancos centrales

Moisés Romero - Sabado, 15 de Septiembre

No pierdan de vista los movimientos de los mercados de bonos. Siempre anticipan tendencias, dotados, como están de un olfato privilegiado. Los acontecimientos económicos van más rápido, mucho más que las decisiones de los prohombres que se sientan alrededor de una gran masa rectangular par exponer sus ideas, sus sentimientos acerca de las tendencia, por dónde van las cosas del mundo. Siempre llegan tarde, mal y nunca. Es lo que pasa con el mantenimiento en Japón y en Europa de una política monetaria megraultralaxa. El lunes vimos señales en el cielo de Japón. El BoJ podría dar un giro en política monetaria para hacer más sostenible su plan de estímulos. El BoJ inició en la primavera de 2013 un programa de compra masiva de deuda pública para terminar con un ciclo deflacionario de dos décadas, aunque ese volumen disminuyó en 2016 cuando la entidad se propuso complementar este programa con medidas para controlar los tipos a largo plazo y así evitar el apalancamiento de capital. Informaciones en la prensa nipona, citando fuentes cercanas al BoJ, indicaron que el banco central está estudiando seriamente aprobar nuevas metas en lo referente a tipos de interés y adquisición de títulos de deuda para lograr que su gigantesco programa de estímulo monetario sea más sostenible.

En Europa sucede lo mismo. O peor. El BCE sigue engordando el tamaño del balance, creando burbujas inmobiliarias por toda la zona euro y manteniendo los tipos de interés en cero patatero. Por ejemplo, arrecian las críticas en Alemania contra el BCE, donde las tasas de interés son demasiado bajas. Esa es una de las razones del horrendo superávit en cuenta corriente. Medido según la regla de Taylor (Gap de salida, Inflación), la tasa de interés clave tendría que estar en 3.75%, 3.75ppts por encima del nivel actual.

Un gráfico vía Holger Zschaepitz‏ @Schuldensuehner 

Un gráfico vía Jurrien Timmer‏ @TimmerFidelity 

Ojo a la política monetaria: los extremos del ciclo tienden a suceder cuando la tasa de política aumenta a por lo menos 2 puntos porcentuales por encima de la tasa natural. Es entonces cuando la curva también tiende a invertirse.

Los datos que se ofrecen a continuación vía Donald‏ @donald_dpm  reflejan con claridad cómo el baile de las burbujas inmobiliarias, un baile sistémico, se ha trasladado con claridad y contundencia a Suecia, Alemania y Reino Unido. En España, el promedio sigue en negativo, pero los precios comienza a subir de manera exponencial.

Variación del índice de precio de la vivienda entre 2008 y 2017:

Suecia +74,0%

Alemania +34,6%

UK +25,1%

Portugal +8,8%

Francia +2,5%

Holanda –4,8%

Italia* –16,0%

España –24,2%

*entre 2010 y 2017

 

Atentos, por tanto, a los bancos centrales. No sólo de resultados viven las Bolsas, aunque su peso a la hora de invertir es más que notable.

twitter.com/moisesssromero @MoisesssRomero

Moisés Romero




[Volver]
Lo más leído hoy en La Carta