La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

Las 12 preocupaciones que quitan el sueño a los inversores (Parte II)

Carlos Montero -  Miércoles, 02 de Mayo

preocupacion para los inversoresLos mercados se enfrentan a una semana histórica, y gran parte de la culpa la tiene Europa. Esta es la segunda parte de los 12 grandes problemas que no dejarán dormir a los inversores en Europa en los próximos días:

7. El tamaño de los fondos de rescate europeos.

Mientras que los líderes de la UE acordaron finalmente 500.000 millones de euros para el Mecanismo Europeo de Estabilidad, junto con los 200.000 millones de euros ya comprometidos para  Grecia, Portugal e Irlanda, la mayoría de los analistas coinciden en que el tamaño de los fondos disponibles es todavía demasiado pequeño para que los inversores estén tranquilos.

El FMI obtuvo más contribuciones durante la reunión de la semana pasada con el Banco Mundial en Washington, DC. Sin embargo, los 400.000 millones de dólares que probablemente se sumen a su capacidad de financiación son bastante menos de lo que se esperaba.

8. Los euro euro-escépticos siguen ganando adeptos

El colapso de la coalición holandesa y el apoyo a la ultra-derecha de Marine Le Pen en Francia han dejado ver un importante auge del contingente de euro-escépticos que luchan contra aquellos que intentan rescatar al resto de Europa.

9. El compromiso con los programas de austeridad y el euro en Grecia

Grecia tiene previsto celebrar nuevas elecciones el próximo 6 de mayo, tras seis meses de gobierno tecnócrata que impulsó medidas económicas y de austeridad muy impopulares. Los dos principales partidos - el PASOK y Nueva Democracia - que constituyeron la mayor parte de esta Administración, se encuentran actualmente en condiciones de ganar con una estrecha mayoría combinada, ya que el 40,1 por ciento de los votos les otorgaría 158 de los 300 escaños del Parlamento del país.

Sin embargo, estos partidos se han vuelto cada vez más impopulares en Grecia tras el quinto año de recesión. Las violentas protestas han añadido más angustia, poniendo en cuestión el apoyo de la UE a las reformas económicas.

10. Referéndum irlandés sobre el nuevo Tratado de la UE

Los políticos irlandeses decidieron que era necesario un referéndum para aprobar el último Tratado de la UE que imponía sanciones automáticas a los países que no cumplieran con los objetivos de deuda y déficit. Aunque se espera que los ciudadanos irlandeses aprueben el Tratado, los inversores están preocupados tras los fracasos en los últimos referéndums.

De acuerdo con los analistas de Citi, "El voto Sí tiene ahora un apoyo del 30% (vs. 28% en octubre), mientras que el voto no se ha reducido al 23% (frente al 47% del pasado octubre). Sin embargo, el 39% están ahora Indecisos (vs. 25% del último sondeo de octubre), mientras que el 8% dice que no va a votar. Si los votantes indecisos y los que dicen que no van a votar son excluidos, el Sí lleva la delantera en un 58% frente al 42% del No. Esta encuesta muestra que, a falta de seis semanas, el resultado está en manos de los indecisos."

El 58 por ciento de los votantes irlandeses también cree que Irlanda necesitará otro rescate tras la conclusión del programa de ayuda actual en 2014, y el 66 por ciento tienen una actitud favorable hacia la adhesión a la UE.

11. Aumento de los problemas de deuda en Portugal

A pesar de la creciente angustia por Italia y España, Portugal sigue siendo el país que tiene el mayor riesgo de un incumplimiento soberano. La rentabilidad del bono a 10 años se sitúa en un insoportable 11%, aunque este nivel es sustancialmente mejor que el 17% que tocó hace solo unos meses.

12. Crecimiento frente a austeridad

La caída del gobierno holandés, el apoyo al candidato socialista Francois Hollande en las presidenciales de Francia y las crecientes presiones sobre los bancos españoles han llevado a los analistas a hacer comentarios sobre los inicios de un distanciamiento al respaldo de las medidas de austeridad exigidas desde Alemania.

Mientras los líderes de la UE aún parecen centrados en la imposición de duras reformas económicas en la Europa periférica, más y más personas están empezando a cuestionar estas directrices y aconsejan otras medidas como la adopción de los eurobonos o un papel más importante del BCE.

Los inversores no creen que este cambio de ideología esté cercano. Los europeos del norte mantienen una postura contraria a cualquier medida que sugiera un incremento de la inflación, como la inyección de más liquidez.




[Volver]