La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

Los 6 errores más grandes que los inversores normales cometen (Parte II)

Carlos Montero - Viernes, 12 de Octubre

Ayer publicábamos los tres primeros de los errores más comunes y grandes que cometen los inversores, a juicio del gurú Tony Robbins, y recogido por el analista Jeff Desjardins. Estos tres primeros errores son: 

1. Buscando la confirmación de tus propias creencias.

2. Combinar sucesos recientes con tendencias actuales.

3. Exceso de seguridad.

Publicaremos a continuación los otros tres errores, y las conclusiones finales:

ERROR # 4: Ir a por las grandes apuestas 

Es tentador ir por las grandes victorias en su búsqueda para crear riqueza financiera. Pero apostar por ese tipo de inversiones, significa en muchas ocasiones grandes pérdidas que serán difíciles de recuperar. 

La mejor manera de ganar el juego de la inversión es lograr rendimientos sostenibles a largo plazo que aumenten con el tiempo. No se distraiga con el ruido a corto plazo en Wall Street y reoriente su enfoque para generar riqueza a largo plazo. 

ERROR # 5: Quedarse en casa 

Este sesgo psicológico se conoce como "sesgo del hogar", y es la tendencia de las personas a invertir de manera desproporcionada en mercados que les son familiares. Por ejemplo, invertir en: 

Las acciones de su empresa 

Tu propia industria 

El mercado de valores de su propio país. 

Sólo una clase de activos 

La solución: Diversificar 

Diversificar ampliamente, en diferentes clases de activos y en diferentes países. De 2000 a 2009, el S&P 500 solo obtuvo un rendimiento del 1.4% por año, pero los mercados extranjeros se recuperaron: 

Stocks internacionales: 3.9% anual. 

Mercados emergentes: 16,2% anual. 

Una cartera bien diversificada hubiera funcionado bien, sin importar en qué. 

ERROR # 6: Sesgo de negatividad 

Nuestros cerebros están conectados para bombardearnos con recuerdos de experiencias negativas. 

De hecho, una parte de nuestro cerebro, la amígdala, es un sistema de alarma biológica que inunda al cuerpo con señales de miedo cuando estamos perdiendo dinero. 

¿El problema con esto? Cuando los mercados se desploman, el miedo se apodera y es fácil actuar de manera irracional. Algunas personas entran en pánico y venden sus carteras completas para conseguir efectivo. 

La Solución: Prepararse 

La mejor manera de evitar el sesgo de negatividad es: 

Mantenga un registro de por qué invirtió en ciertos valores en primer lugar 

Mantenga la asignación de activos correcta que lo ayudará a superar la volatilidad. 

Tener el asesor financiero adecuado. 

Céntrese en el largo plazo y evite las distracciones del mercado a corto plazo 

CONCLUSIÓN 

Estas reglas y procedimientos simples le facilitarán la inversión a largo plazo. 

Ellos te ayudarán: 

Comerciar menos 

Menores gastos de inversión y costos de transacción 

Estar más abierto a vistas que difieren de las suyas. 

Reducir el riesgo diversificando globalmente. 

Controla los miedos que de otra manera podrían descarrilarte. 




[Volver]
Lo más leído hoy en La Carta