La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

¿En qué dirección caminan los mercados? Análisis técnico de Fidelity

Redacción -  Sábado, 25 de Octubre

Las últimas caídas registradas por los mercados ha hecho que muchos inversores se pregunten si la corrección vivida durante las últimas semanas ha sido un alto en el camino tras el buen comportamiento registrado o ha sido la primera señal que advierte que dicha tendencia alcista se ha roto. En el caso de la bolsa europea, el mercado ha mostrado algunos signos de debilidad. En Fidelity Worldwide Investment han elaborado un informe técnico para tratar de determinar cuál podría ser la evolución del mercado. Es importante tener en cuenta que, tal y como explican desde la entidad, el análisis técnico les proporciona un marco táctico complementario que utilizan para apoyar el análisis fundamental y las operaciones en los mercados de valores. Para la gestora, se trata de una valiosa herramienta táctica que complementa su análisis fundamental y cuyo principal objetivo es reforzar las convicciones en el proceso de toma de decisiones.
 

Análisis técnico sobre la evolución del EuroStoxx 50

Del análisis realizado por Jeff Hochman, director de Análisis Técnico de la entidad, se desprende que el EuroStoxx 50 ha fracasado en su intento de romper al alza el nivel de 2008. “La renta variable de la zona euro comenzó a debilitarse por debajo de la zona de resistencia clave en 2008 y no ha podido superarla desde entonces. Ahora que la región está a punto de sumirse en la deflación, que la divisa está cayendo y que la generalmente impermeable Alemania muestra algunas señales de debilidad tras unos malos datos recientes de sus exportaciones, los inversores deberían estar atentos a los acontecimientos económicos clave”. Aunque la probabilidad sigue siendo baja, Hochman considera que la reciente evolución de la bolsa europea se parece en algunas de sus características al 2011, cuando se produjo la inolvidable caída del 20% que dejó a los valores bancarios en sus niveles más bajos en años (véase la línea negra en la parte superior del gráfico).

Según el experto, la posición de Europa podría deteriorarse pronto. “Las perspectivas de la región se ven ensombrecidas por el éxito de EE.UU. y la amplitud del mercado europeo es la más débil entre las regiones mundiales. Ha aumentado la inquietud de que Europa, con sus problemáticas perspectivas crecimiento, pueda enfrentarse a un máximo cíclico como el que vimos en 2011. La debilidad del euro sugiere un peor comportamiento relativo de la región, mientras que la debilidad de las exportaciones y el debate en torno a la recesión en la locomotora alemana vienen a reforzar su infraponderación. Los bancos europeos se han estabilizado en general, pero aparte del sector salud, el resto de sectores pinta un panorama sombrío para los inversores”, afirma Hochman.

Análisis técnico sobre el bono del Tesoro de EE.UU.

Los tipos largos estadounidenses siguen cayendo, aunque la opinión de consenso esperaba subidas. ¿Podría continuar esta tendencia en el futuro? Para el director de Análisis Técnico de Fidelity, “si el tipo del bono a diez años del Tesoro de EE.UU. cae por debajo de 2,5%, correríamos el riesgo de sufrir otra caída de entre 25 y 50 puntos básicos. Esto parece estar poniendo de relieve la tendencia de que los tipos más bajos durante más tiempo no se limitan sólo al extremo corto”, afirma el experto.

Análisis técnico sobre la evolución del precio del petróleo

En lo que respecta a la evolución del precio del crudo, el barril ha marcado mínimos de cuatro años tras caer casi un 20% en 2014, marcando una horquilla de negociación de entre 88 y 115 dólares. La pregunta es… ¿se estabilizará el precio o caerá mucho más? Según Hochman, si cayera claramente por debajo de 88 dólares, podría poner rumbo a los 60 dólares por barril. “Las causas de la caída del precio son complejas: desaceleración económica en China, fortalecimiento del dólar y amplia oferta de gas de esquisto en EE.UU. y de crudo en Oriente Medio”, explica el experto.

En este sentido, el responsable de Fidelity hace hincapié en algunos factores que conviene tener en cuenta. Uno de ellos es el hecho de que, algunos de los 12 países miembros de la OPEP, que producen el 40% del petróleo mundial, quieren que el petróleo suba hasta 130 dólares por barril para sostener sus finanzas públicas. Otros, como Arabia Saudí, pueden gestionar su producción alrededor del precio por barril actual e incluso de un precio inferior. “No se sabe a ciencia cierta si la OPEP anunciará un recorte de la producción en su próxima reunión de noviembre para dar un impulso al precio”.


 




[Volver]