La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

Peligro real de que estalle la burbuja inmobiliaria en Francia

Carlos Montero -  Viernes, 27 de Abril

Hace unos días publicábamos un artículo en el que exponíamos los mercados inmobiliarios en los que había más probabilidades de crearse una burbuja. Estos mercados eran los de: Suiza, Malasia, Noruega, Canadá, Taiwán, Colombia, Singapur, Israel, Hong Kong y China.

Todos ellos fuera del escenario central de los problemas actuales. Sin embargo, los analistas del Danske Bank, en una reciente nota de mercado señalaban que el mercado inmobiliario de Francia sería la próxima burbuja en estallar. La economía francesa es una de las que más preocupan a los inversores en estos momentos, y tiene el potencial suficiente para que en caso de agravarse la crisis, desmembrar definitivamente la zona euro.

Si Danske Bank tiene razón, la situación en Europa se complicaría y mucho.

Estos analistas señala que si el Banco Central Europeo aumenta los tipos de interés, o los mercados empiezan a percibir las mismas debilidades fundamentales en Francia como lo hicieron en España, el mercado inmobiliario francés sería la próxima burbuja en estallar.

A diferencia del mercado inmobiliario en EE.UU. y en España, aunque en este caso algo menos, el precio de la vivienda en Francia cayó sólo levemente desde el inicio de la crisis financiera, empezando a subir de nuevo en 2009 y alcanzar máximos históricos en el tercer trimestre de 2011. Los precios inmobiliarios subieron en Francia un 121% desde el año 2000.

Esto contrasta con la caída de los precios inmobiliarios en España en más del 20% desde máximos, y en más del 35% en EE.UU.

"Vemos signos de una burbuja en el mercado de la vivienda francés y no me sorprendería ver los precios inmobiliarios con caídas del 10-20 por ciento en los próximos años", escribió el analista de Danske Frank, Oland Hansen.

En el cuarto trimestre del año pasado, los precios de la vivienda se estabilizaron en París y se redujeron ligeramente en el resto de Francia, en ciudades con una población de más de 10.000 habitantes, según este análisis.

"La gran pregunta es si este es el comienzo de una corrección mayor en el mercado de la vivienda francesa. Hay varios indicios de que podría ser así", escribió Hansen.

Entre los signos que sugieren que está llegando una corrección, Hansen cita una fuerte caída en los primeros meses del año en la demanda de préstamos para adquisición de vivienda, en la contratación de las viviendas iniciadas y en los permisos de vivienda, el endurecimiento de los estándares de crédito para los préstamos para adquisición de vivienda y el hecho de un aumento de las provisiones para créditos dudosos de los hogares desde 2008, aunque siguen siendo sólo del 1,8 por ciento de todos los préstamos a los hogares.

"No hay duda para nosotros que el mercado inmobiliario francés en la coyuntura actual es vulnerable a un fuerte aumento en las tasas de interés", escribió.

Sin embargo, Hansen no cree que el BCE subirá las tasas de interés antes de 2014 y piensa que los precios de las casas francesas podrían ser capaces de "subir con fuerza en un camino insostenible por un par de años antes de perder impulso, en cuyo caso la caída aún sería más grande."

"Encontramos que varios indicadores, incluyendo la demanda de préstamos hipotecarios y las condiciones de crédito, señalan que el mercado inmobiliario francés podría estar en un punto de inflexión", escribió.

"En circunstancias normales, esto no debería causar demasiada alarma. Sin embargo, estamos en medio de una crisis de confianza europea. Si el enfoque se mueve desde España a Francia, la crisis podría estallar".
 




[Volver]