La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

¿Quién será el siguiente país en perder su AAA?

Carlos Montero - Martes, 09 de Agosto Una vez que Standard & Poor"™s rebajó el rating de EEUU en un acto valiente, el mercado comienza a mirar que país puede ser el siguiente en sufrir un recorte de su calificación crediticia y hay algunos favoritos. Uno de los grandes expertos en deuda soberana, Win Thin, de Brown Brothers Harriman (BBH), ha emitido una nota a clientes donde introduce a un grupo de soberanos en su modelo de evaluación de crédito y ha encontrado que el Reino Unido, Francia y Bélgica no tardarán mucho en acompañar a Estados Unidos.

El Reino Unido ha sido desde hace mucho tiempo un gran candidato para una rebaja de deuda, ya que el modelo de Brown Brothers Harriman califica la deuda del país en AA/Aa2/AA frente a la clasificación actual de AAA / Aaa / AAA. Standard & Poor”™s tuvo al Reino Unido en vigilancia con implicaciones negativas durante la crisis financiera, pero se la quitó el año pasado después del ajuste fiscal instituido por el gobierno Tory. Con unas perspectivas de crecimiento en descenso, es normal pensar que las agencias de calificación crediticia echarán otro vistazo al rating AAA del Reino Unido y los operadores comenzarán a hablar de rebajas.

El siguiente rating AAA más débil es el de Francia, que ha caído a territorio AA+/Aa1/AA+ según el modelo Brown Brothers Harriman. Si tomamos en cuenta la mayoría de las métricas, Francia tiene un rating más bajo que Estados Unidos. Esto sugiere que las agencias de calificación también tendrán que reevaluar el actual rating AAA/Aaa/AAA. La reciente decisión de rebajar algunos bancos franceses, debido a una fuerte exposición a Grecia, es un disparo de advertencia, que probablemente será seguido con presiones sobre el rating soberano. El catalizador más probable para que se ponga el rating en vigilancia negativa, sería un fracaso del gobierno para conseguir el respaldo del Parlamento para poner un límite constitucional sobre los futuros déficit públicos, con la izquierda prometiendo que lo rechazará. Los mercados ya están comenzando a ponderar esta posibilidad elevando el precio de los CDS a máximos desde la entrada del euro.

Bélgica tiene un rating AA/Aa2/AA en el modelo Harriman, por debajo de su rating oficial AA / Aa1/AA. Si no consigue un gobierno en un año, Bélgica será rebajado, y más teniendo en cuenta que la ineficiencia política en Estados Unidos fue lo que catalizó su rebaja.

Si cualquiera de estos tres países no periféricos de Europa se ve presionado, la crisis de deuda de la eurozona se elevará a un nuevo nivel totalmente diferente y mucho más preocupante.

Win Thin cree que con un crecimiento mundial que está en declive, es solo cuestión de tiempo que las agencias de calificación rebajen la calidad crediticia de estos tres países.

Por último, observa que la oferta de deuda de un verdadero rating AAA es cada vez menor. En Europa, todavía nos queda Alemania, pero con el tiempo es probable que cada vez haya más países que necesiten ayuda. Por lo tanto, los ratios de deuda de Alemania y sus fundamentales se van a deteriorar. Ahora, es un crédito AAA sólido, pero el futuro no es tan brillante. El bloque del dólar, los países escandinavos y Suiza son los únicos países que quedan con un AAA muy sólido, junto con Holanda y Luxemburgo. Pero si los tomamos en su conjunto, estos países son una parte muy pequeña del PIB mundial y así, los inversores tendrán muy pocas opciones de inversión en deuda AAA sólida.

Fuentes: BBH




[Volver]
Lo más leído hoy en La Carta