La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

Una nota optimista ante el desplome bursátil español

Carlos Montero -  Viernes, 20 de Abril

bolsa de valoresEl Ibex 35 ha sufrido un tremendo varapalo en las últimas semanas ante la masiva salida de inversores institucionales preocupados por la salud de la economía y del sector financiero. La única esperanza que existe en el mercado es la fortaleza del mercado americano, cuya subida está limitando el castigo en los mercados europeos.

Muchos analistas ven un deterioro fundamental y técnico en Wall Street que nos está avisando de una corrección, más o menos severa, desde la zona actual cercana a los máximos anuales. Sobra decir que una corrección de la bolsa americana agravaría sensiblemente el panorama doméstico y, bajo este escenario, el Ibex 35 perdería los mínimos de marzo de 2009.

Sin embargo, existen voces optimistas que apuntan a que el rally bursátil en EEUU no presenta síntomas de agotamiento. Al menos, esa es la conclusión a la que llega el prestigioso y muy seguido analista, Mark Hulbert, en un estudio que analiza el desempeño reciente del sector financiero en contraste con su comportamiento típico en los últimos techos de mercado.

La idea de que los comportamientos sectoriales son un indicador líder para el conjunto del mercado no es nueva. De hecho, Hulbert ya realizó un estudio hace casi un año, concluyendo que era probable que estuviéramos en esos momentos en las etapas iniciales de una formación de techo.

No está mal, teniendo en cuenta que la columna apareció sólo un par de semanas después de que el mercado, de hecho, formara un techo. El Dow Jones Industrial estaba en ese momento 300 puntos por debajo de su pico del mercado alcista de finales de abril, y se dispondría a caer otros 2.000 puntos entre entonces y el mínimo de octubre.

El éxito del análisis del año anterior hace que el estudio actualizado sea interesante en estos momentos.

La clave es la rentabilidad de los sectores del S&P 500 en los tres últimos meses anteriores a que se forme un pico de mercado. Desde la década de 1970, los investigadores de Ned Davis han encontrado que los dos sectores que más a menudo se comportaron mejor que el mercado antes de los techos de mercado, eran Consumo Básico y Consumo Discrecional, mientras que los sectores rezagados tienden a ser Finanzas y Utilities.

Hace un año, por supuesto, el ranking de rentabilidades sectoriales siguió este patrón muy de cerca. Pero hoy no.

Uno de los sectores más fuertes en el S&P 500 durante los últimos tres meses, de hecho, ha sido el Financiero. Según el EFT SPDR de Finanzas (NAR: XLF), este sector ha subido un 13,0% en los últimos tres meses, en contraste con el aumento del 8,0% del SPDR S&P 500 (NAR: SPY).

Sólo otros dos sectores del S&P 500 han batido al mercado durante este período de tres meses: Consumo Discrecional (NAR: XLY) (con una ganancia de 11,3%) y Tecnología (NAR: XLK) (con una ganancia de 14,6%).

Todos los demás sectores principales mostraron un peor comportamiento, incluidos Consumo Básico y Utilities.

Esto significa que, de los dos sectores que tienden a quedarse retrasados antes de producirse un techo de mercado, uno ha batido al mercado y el otro no.

Un veredicto similar se aplica a los dos sectores que tienden a liderar el mercado antes de que se forme un techo.

Los datos no hablan con una sola voz, eso es seguro. Pero nunca lo hacen.

Pero Hulbert cree que no se equivoca si dice que el estudio de la rentabilidad de los sectores no encaja con el patrón histórico que apunta a una formación de techo.

Esto no quiere decir que el mercado no esté cerca de un techo, por supuesto. Sólo significa que, si el mercado lo está formando, estaría siguiendo un guión diferente al realizado durante las últimas cuatro décadas.

Fuentes: Mark Hulbert - Hulbert Financial Digest




[Volver]