La Carta de la Bolsa Imprimir Artí¬≠culo

BPA y BMad

Miercoles, 29 de Abril de 2015 Santiago Niño Becerra

Varias personas me dijeron: ‘No dices nada de la Banca Privada d’Andorra ni del Banco Madrid’. No, no he dicho nada porque Uds. saben que nunca hablo que entidades concretas ni de productos específicos, pero sin entrar por ese lado sí voy a decir algo sobre el tema: dos cosas.

1 – La Sra. María Cosan, responsable del INAF, el regulador financiero andorrano, en la comparecencia que realizó el pasado Miércoles 11 dijo que el ente regulador llevaba investigando al BPA desde el pasado Septiembre; sin embargo nada sucedió hasta la tarde del Martes 10 cuando el U.S. Department of the Treasury’s Financial Crimes Enforcement Network publicó su famoso comunicado que desencadenó toda la vorágine que conocemos.

2 – Las entidades financieras radicadas en España, sean españolas o no lo sean, han de pasar al Banco de España, periódicamente, una serie de documentación detalladísima sobre una serie de parámetros que el regulador español exige, amén de informes, estadillos, controles, relaciones y demás elementos para que el BdE lleve a cabo su labor. Bien. ¿Habían oído Uds. algo en relación a que el Banco Madrid tuviese algún tipo de problema por nimio que este fuese o pudiera llegar a tenerlo?. Ya les digo que yo no. Sin embargo el BMad, si no hay cambios, va a ser liquidado porque se ha quedado sin liquidez.

Yo, simplemente apunto dos temas que dejo como materia de reflexión.

a) Pienso que alguien, ni idea de quién, debería aclarar que ha sucedido en el Principado. Tal y como yo lo veo, el U.S. Department of the Treasury’s Financial Crimes Enforcement Network ha puenteado, se ha saltado, al INAF, a la ABA (l'Associació de Bancs Andorrans) y al Gobierno de Andorra. Y eso es grave. Y si no ha sucedido eso, esa es la impresión que ha dado. Y digo que es grave porque si ha sucedido así, ¿quién se encarga en Andorra de la política financiera, el INAF o el U.S. Department of the Treasury’s Financial Crimes Enforcement Network?. Y como Uds. saben, al final, lo que cuentan son las impresiones.

b) Parece mentira cómo pueden cambiar las cosas en una semana. El Viernes 13 parecía que la postura del BdE respecto al Banco Madrid iba a ser una, pero el Lunes 16 las cosas apuntaban a otra y el martes 17 nada era como parecía que iba a ser tres días antes. De una intervención se ha pasado a una liquidación –con suspensión de pagos incluida– en un fin de semana. Nuevamente: da la impresión de que en medio ha sucedido algo que nos hemos perdido, al menos yo me lo he perdido.

Rebobinando puede establecerse una secuencia con una cierta continuidad. Primero fue el Servicio Secreto alemán pagando a un empleado de un banco de Liechtenstein para que pasase un CD con nombres de fortunas alemanas en el país; después la quiebra de Lehman a pesar de que sobre la mesa había una oferta de compra del Barklays que no fue aceptada; luego el cataplum de la banca de Chipre que se llevó por delante a dos bancos; más adelante la exigencia del Tesoro USA a la banca suiza para que les diera información sobre los nombre de personas escritos en una lista; más después la salida a la luz de operaciones bursátiles raras que ingeniosísimos e inteligentísimos empleados de ciertos bancos habían realizado en solitario con el total desconocimiento de sus jefes y saltándose todos los controles internos de seguridad; ahora lo de la BPA y el BMad. Y me dejo cosas.

De nuevo: la impresión que da es que hemos entrado en una nueva fase en la que cosas antes asumidas, aceptadas, bendecidas, han dejado de serlo. Bueno, vale, está bien. A nuevos tiempos nuevas reglas, pero pienso que debería hacerse con luz y taquígrafos, explicando bien las cosas y publicitando primero las nuevas reglas; y haciendo que, de verdad, todos fuesen iguales ante la ley, no unos más iguales que otros, que es lo que, pienso, parece.

Me olvidaba. La moraleja de todo esto que está sucediendo con la BPA y el BMad: ¿saben cuál es el principal activo de un banco?: la confianza. ¿Alguien quiere cargarse un banco? Chupao: sólo hace falta que un suficiente número de personas digan en los lugares convenientes, de la forma adecuada y durante el tiempo necesario, que el Banco X tiene problemas, sin detallar demasiado, tampoco hace falta: durará cuatro días. ¿Y sobre instituciones así de livianas se ha levantado un sistema? Para reflexionar.

[Volver]