La Carta de la Bolsa Imprimir Artí­culo

MERCADOS: “El secreto para invertir en Bolsa está en averiguar el valor de algo y luego pagar mucho menos por ello. No es fácil”

Martes, 12 de Julio de 2022 Redacción

Gangas y la dificultad de la Bolsa ¿Dónde están las gangas? ¿Dónde reside la dificultad de invertir en Bolsa y, por tanto, la seguridad de que la inversión va a ser rentable? El legendario inversor Joel Greenblatt, dijo una vez que el secreto para invertir es un concepto muy simple, pero muchas personas no lo siguen. Dijo que el secreto está en averiguar el valor de algo y luego pagar mucho menos por ello. En otras palabras, obtener un descuento significativo, tuiteaTiho Brkan@TihoBrkan. La simplicidad del planteamiento, que debería figurar en todos los libros de Bolsa y en los cursos de inversión, que de manera recurrente, aparecen y desaparecen del mercado, resalta la dificultad de invertir en Bolsa. Si no fuera así, todos especularíamos en el mercado de acciones y nadie trabajaría en otra cosa. El mundo no sería como es", me cuenta G.J. uno de los lobos del mercado, que aún sigue en pie.

Añada a esto, que "el Gran Casino, en que se ha convertido la Bolsa lleva aparejado falta de precisión en el tiro, ceguera y poquedad de ánimo, fenómenos típicos en todos los ciclos ¿Implica esto que la Bolsa haya entrado en una fase de miopía acelerada y que se explique por qué no ve gangas, chollos, OPA y dividendos excelentes que otros ven, elogian y proponen desde hace tiempo, recurriendo, tanto al aumento de las autocarteras por parte de las empresas cotizadas como a las ofertas públicas que se hacen, muchas de ellas por debajo del precio de cotización? mañana, como ya venimos constatando en los dos últimos años..."

“Hay que admitir, eso sí, que el largo plazo (dentro de 100 años todos los calvos) determinará cuándo fue el punto de inflexión de los precios, qué compañías se salvaron de la quema y cualidades no. En coyunturas endémicas, como la actual, cualquier referencia con el pasado puede generar pérdidas irreparables. Porque la Crisis, como ya reconocen los prohombres, es SISTÉMICA (han tardado lo suyo, por cierto, en asumir este término)...”

“Y en una Crisis SISTÉMICA ¿cuál es el largo plazo, cuál el corto? ¿Qué empresas están preparadas para afrontar el futuro? ¿Cuánto acompañarán desaparecerán en la larga travesía, que nos lleva hacia otro Ciclo Económico? Si en Crisis pasadas de menor calado, muchos inversores y empresas desaparecieron, es fácil colegir, que, en la actual, el número de víctimas será mayor…”

“En una Crisis SISTÉMICA todos los parámetros del pasado deben ser revisados. Empresas que pagan o quieren pagar dividendos quizás no puedan hacerlo. Si Alemania y muchos países europeos han estado durante décadas dando rendimientos negativos al ahorro y en Estados Unidos ya ha comenzado el giro al alza de tipos, ¿cómo esta o aquella empresa industrial, grande, mediana o de pequeña capitalización, se permite el lujo de prometer dividendos o retornos de sus ¿Pagarés del 7% o del 8%? Habrá fiascos y quebrantos en esta disciplina, como en tantas otras…”

“¿Empresas a tiros de OPA? Lo mismo se dijo cuando el Ibex pasó desde los 16.000 puntos a los 12.000 y de aquí a menos de los 10.000. El asunto no es la OPA como ecuación valor/precio sino la elección de la empresa. Supongamos, no obstante, que ya hay alguien que ha elegido una compañía para pegarle un buen bocado, para oparla ¿Qué precio explicar?..."

[Volver]