La Carta de la Bolsa Imprimir Artí­culo

MERCADOS: ¿Se avecinan más turbulencias?

Martes, 27 de Septiembre de 2022 Redacción

Los mercados bursátiles se han estabilizado en Asia y en las primeras operaciones europeas del martes, pero eso no refleja el estado de ánimo de los mercados en este momento, por lo que puede costar mantenerlo. La volatilidad en los mercados de divisas al comienzo de la semana ha sido extrema, pero también se ha ido acumulando durante semanas, ya que las autoridades intentan desesperadamente frenar la caída de sus divisas, especialmente frente al dólar estadounidense.

El lunes fue el Reino Unido el que ocupó el centro de atención tras el minipresupuesto del viernes, que mostró un total desprecio por el entorno en el que se estaba aplicando. Prometer un endeudamiento mucho mayor para financiar enormes recortes de impuestos en un momento de inflación de dos dígitos que ni siquiera ha tocado techo es más que audaz y la reacción está en marcha.

 

No hay nada malo en ser ambicioso con la economía, pero el momento lo es todo y cuando el coste es un tipo de interés mucho más alto, no habrá muchos ganadores y la economía simplemente no verá los beneficios. La cuestión ahora es si la presión, tanto externa como interna, forzará un replanteamiento para asentar las cosas.

 

El Banco de Inglaterra no ayudó mucho. Después de especular durante todo el día con un anuncio inminente, el banco central sólo trató de tranquilizar a los mercados diciendo que están preparados para actuar, pero probablemente no hasta la próxima reunión a principios de noviembre, cuando cuente con nuevas proyecciones macroeconómicas. Ni que decir tiene que eso no tranquilizó a nadie y la libra esterlina volvió a caer en picado tras recuperarse entre los rumores del anuncio.

 

El Banco de Japón interviene en medio del aumento de los rendimientos

 

No sólo el Reino Unido se enfrenta a la hemorragia de su moneda, el Ministerio de Finanzas japonés se vio obligado a intervenir la semana pasada por primera vez en 24 años para apoyar al yen. Por supuesto, mientras que los problemas del Reino Unido parecen en gran medida autoinfligidos, Japón está sufriendo como resultado de una creciente divergencia de tipos que se agrava mes a mes.

 

Tanto es así que el Banco de Japón se vio obligado a intervenir por sí mismo durante la noche con otra operación de compra de bonos por valor de 250.000 millones de yenes. El problema del control de la curva de rendimiento es que, cuando los rendimientos suben en todas partes, arrastrando a los de Japón con ellos, el límite superior se pone a prueba con frecuencia haciendo necesaria la intervención, lo que a su vez debilita la moneda. Parece que Japón está ahora atrapado en un bucle de intervención hasta que los bancos centrales de otros países vean un pico de inflación y, por tanto, de tipos, o el Banco de Japón afloje su control y permita que los rendimientos suban un poco más.

 

El petróleo reduce las pérdidas antes de la reunión de la OPEP+ de la próxima semana

 

Los precios del petróleo se están recuperando tras las ventas de las dos últimas sesiones. La perspectiva de una desaceleración económica más profunda, e incluso de una recesión mundial, ha hecho que los operadores sean naturalmente más bajistas en el precio del petróleo, ya que la demanda se reduciría naturalmente en esas circunstancias en relación con las expectativas anteriores.

 

Por supuesto, hay otro lado de la ecuación: la oferta. El mensaje de la OPEP+ a principios de este mes fue bastante claro: está dispuesta a ajustar la oferta si los fundamentos cambian o la volatilidad continúa y los precios ya no reflejan la situación. Aunque hasta ahora se ha resistido a celebrar una reunión no programada, la próxima cita es la semana que viene, por lo que pronto deberíamos tener una visión más actualizada a la luz de todo lo que hemos visto recientemente.

 

Mientras tanto, podríamos ver una mayor presión sobre los precios del petróleo si los problemas económicos siguen dominando y los operadores quieren poner a prueba la determinación de la alianza ante el grave riesgo económico mundial. En medio de una crisis de inflación y del coste de la vida, hay que preguntarse por qué el grupo querría mantener los precios artificialmente altos a corto plazo, ya que sólo hará más probable una recesión mundial.

 

El oro se recupera, pero los riesgos siguen siendo a la baja

 

El oro se está recuperando después de otro terrible comienzo de semana que lo vio caer de nuevo a 1.620 dólares, su nivel más bajo desde abril de 2020. Todo va de mal en peor para el metal amarillo, ya que los operadores siguen acudiendo en masa al billete verde y los rendimientos siguen aumentando. La pregunta para los operadores de oro es cuán cerca estamos del pico de precios de los tipos y de la inflación. Obviamente, la misma pregunta se hace en todos los rincones de los mercados y, hasta ahora, nadie tiene realmente la respuesta.

 

Con esto en mente, es difícil construir un caso alcista para el oro. Una vez que veamos indicios de que ha tocado techo, podríamos asistir a una recuperación en medio de una demanda continuada de refugios seguros. En términos de niveles, es difícil decir dónde llegará eso. La primera prueba al alza son los 1.640 dólares, seguidos de los 1.650 y los 1.680 dólares, pero todavía podría haber más dolor, siendo los 1.600 dólares la siguiente prueba evidente.

 

¿Qué está impulsando la recuperación del bitcoin?

 

El bitcoin está protagonizando una notable recuperación en medio de un leve indulto en otros lugares el martes, lo que sin duda entusiasmará a la multitud de criptomonedas después de otro período difícil. La agitación en otros lugares parece haber levantado el bitcoin, que se ha negociado en gran medida como un activo de alto riesgo. Esto, sin duda, avivará las conversaciones sobre su papel en la nueva economía, e incluso podría reavivar las reclamaciones de su condición de refugio seguro. Naturalmente, estoy lejos de estar convencido, pero es ciertamente intrigante ver cómo se desarrolla el caos que estamos viendo en otros lugares.

[Volver]