La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

El S&P 500 se enfrenta a un nivel clave que decidirá su dirección en el medio plazo

Carlos Montero - Miercoles, 06 de Diciembre

Nuestro gráfico del día destaca una resistencia clave en el S&P 500, el índice director de los mercados de acciones mundiales, que debe superarse para que continúe el mercado alcista de las acciones. El nivel de 4.600 en el S&P 500 ha sido un techo obstinado para el índice desde que se materializó un mercado bajista en 2022. 
En febrero de 2022, abril de 2022 y julio de 2023, el S&P 500 subió hacia los 4.600 solo para que los vendedores intervinieran y enviaran las acciones a la baja.

Lo mismo sucedió la semana pasada, cuando el S&P 500 alcanzó un máximo intradiario de 4.599,39 el viernes. El índice bajó rápidamente, aunque ligeramente, con una caída de alrededor del 0,60% desde el viernes. El lunes, el S&P 500 volvió a retroceder, cayendo un 0,7% hasta 4.562.

Según Adam Turnquist, estratega técnico jefe de LPL Financial, las acciones podrían obtener importantes beneficios si se supera el nivel de 4.600.

"El índice cerró apenas por debajo de la resistencia clave en 4.600, un nivel que se remonta a los máximos de principios de 2022 y un punto donde el repunte de verano tuvo problemas. Una ruptura al alza dejaría 4.632 y el rango de 4.700 a 4.725 como los próximos obstáculos de resistencia por superar", dijo en una nota.

Un salto a 4.725 representa una potencial alza del 3,5% con respecto a los niveles actuales y situaría al S&P 500 a un 2% de su máximo histórico. Turnquist dijo que un aumento en la amplitud del mercado, o la participación en el repunte entre acciones individuales, es una buena señal de un repunte continuo.

"La participación en este repunte continúa aumentando", dijo, destacando que más de dos tercios de las acciones del S&P 500 cotizan por encima de su promedio móvil de 200 días. "El impulso sigue siendo alcista".

La analista técnica Katie Stockton de Fairlead Strategies se hizo eco de ese sentimiento en una nota del lunes a sus clientes.

"Este es un campo de pruebas, y sería un lugar natural para cierta consolidación, aunque no tenemos indicios de ello. El repunte sigue respaldado incluso por los indicadores de impulso más sensibles", dijo Stockton.

Turnquist dijo que, si bien el nivel 4.600 podría seguir actuando como resistencia en el corto plazo, no se sorprenda por una posible ruptura.

"En general, el contexto técnico es alentador para una ruptura por encima de 4.600, aunque puede que sean necesarios algunos intentos en función del grado de condiciones de sobrecompra", dijo.




[Volver]