La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

CaixaBank ajustará su plantilla en 2.600 personas con medidas voluntarias, tras alcanzar un acuerdo

Marga -  Miércoles, 27 de Marzo

La dirección de CaixaBank y las secciones sindicales que suponen el 100% de la representatividad laboral de la entidad han llegado a un acuerdo para ajustar la plantilla de forma voluntaria en 2.600 personas mediante bajas incentivadas de suscripción voluntaria, movilidad geográfica y excedencias voluntarias incentivadas.

El número de empleados afectados será, por lo tanto, sustancialmente inferior a las 3.002 personas que inicialmente se había planteado.

El pasado 25 de febrero, CaixaBank, que a 31 de diciembre contaba con 30.442 empleados (32.625 si se incluyen otras sociedades del Grupo CaixaBank), comunicó la necesidad de llevar a cabo un plan de reestructuración –tras la reciente integración del grupo de cajas de ahorros formado por Banca Cívica y la próxima incorporación de Banco de Valencia–, con el objetivo de adaptarse al entorno actual y mejorar la eficiencia de sus recursos mediante la racionalización de la estructura de la entidad.

Esta reestructuración permitirá a CaixaBank mejorar su capacidad competitiva y consolidar su liderazgo en el sistema financiero español.

Como en procesos similares, la entidad ha mantenido en todo momento una  voluntad negociadora y una disposición al diálogo abierto y continuo con la Representación Laboral de los Trabajadores.

A lo largo de la negociación, CaixaBank siempre ha priorizado la conservación del mayor número de empleos posible. Además, este acuerdo respeta el principio de voluntariedad para acogerse a medidas planteadas.

Fruto de esta voluntad negociadora, CaixaBank y los sindicatos han llegado a un acuerdo –en apenas un mes– que facilitará que este ajuste de plantilla se haga únicamente con medidas no traumáticas y sin despidos forzosos.

A continuación se detallan los principales puntos del acuerdo:

• Bajas incentivadas de adhesión voluntaria para las personas nacidas en 1956 o con anterioridad y para las nacidas entre los años 1957 y 1960.

• Bajas incentivadas de adhesión voluntaria para el resto de empleados. En este caso tendrán derecho a una indemnización bruta equivalente a 45 días de salario bruto por año trabajado, con un máximo de 42 mensualidades, más 4.000 euros brutos por cada 5 años de antigüedad, con un máximo de 20.000 euros.

• Excedencias voluntarias incentivadas de 3 o 5 años, según la elección del empleado.

• Movilidad geográfica con compensación económica: máximo de 400 personas para traslados de corta distancia (menos de 100 Km) y máximo de 400 personas para larga distancia. Primero se ofrecerán esas plazas para que los empleados se inscriban de forma voluntaria y, en caso de que no se cubran, se realizarán traslados obligados.

El acuerdo también establece que las personas que se acojan a las medidas previstas se beneficiarán, además, de un plan de recolocación externa realizado por una empresa externa y que incluye orientación, formación, asesoramiento en la búsqueda de empleo y en proyectos de autoempleo y apoyo a la movilidad geográfica, entre otros aspectos.


 




[Volver]
Lo más leído hoy en La Carta