La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

El PE prepara una ley para facilitar las herencias transfronterizas

Redacción -  Viernes, 02 de Marzo

La comisión parlamentaria de Asuntos Jurídicos ha respaldado unánimemente una nueva normativa para facilitar el trámite de las herencias transfronterizas. Si la Eurocámara respalda estas nuevas normas en el pleno del 12-15 de marzo, una mujer italiana casada con un alemán e instalada por ejemplo en Bélgica tendría la opción de elegir si sus herederos resuelven la herencia bajo las leyes italianas o belgas.

En Europa se tramitan al año alrededor de 450.000 herencias transfronterizas, lo que supone un 10% del total de sucesiones, por un valor de cerca de 123 billones de euros. El informe votado hoy -elaborado por el eurodiputado alemán Kurt Lechner (PPE)- respalda las principales propuestas de la Comisión Europea para facilitar el trámite de este tipo de  herencias y evitar conflictos de competencia entre legislaciones de diferentes países de la Unión, cuando un ciudadano fallece y deja testamento.

 

El objetivo es crear un Certificado Europeo de Sucesión diseñado para clarificar la situación legal de la persona que deja testamento en un país comunitario distinto al de nacimiento, salvaguardando los derechos de sus herederos y de otras partes interesadas como, por ejemplo, los acreedores.

 

De esta forma, en caso de conflicto entre varios sistemas jurídicos nacionales posibles, la UE establecería toda una serie de criterios para evitar el coste de posibles litigios y reducir posibles trámites burocráticos para los herederos.

 

Dos nuevas reglas

La regulación propuesta introduciría dos nuevos principios para gestionar las herencias internacionales:

 

1. Si una persona falleciera en un Estado miembro diferente a su país de residencia, la herencia se tramitaría bajo las leyes y tribunales del último país oficial de residencia antes de su muerte. Esto evitaría que tribunales de diferentes países de la UE se declaren competentes para tramitar la sucesión.

 

2. La persona que deje testamento también podría optar por que ese documento se rigiera bajo la legislación de su país de origen. Esto otorgaría a los ciudadanos de la UE un nuevo derecho, que los diputados valoran como una gran mejora, ya que permitiría a alguien que residiera en el extranjero mantener estrechos vínculos con su país de origen y garantizar que disposiciones nacionales como las que rigen las donaciones efectuadas durante toda la vida, sean respetadas.

 

 

Certificado Europeo de Sucesión

La nueva legislación europea crearía además un Certificado Europeo de Sucesión para garantizar que los herederos, acreedores y autoridades competentes desarrollen todos los trámites sucesorios a través de procedimientos más rápidos y baratos.

 

Sin impacto sobre las leyes nacionales

La propuesta no supondría ningún impacto en los ciudadanos que permanecen como residentes en su país de origen, ya que esta nueva ley no modificaría en nada la legislación nacional que rige la sucesión, la propiedad o el régimen fiscal y tampoco implicaría ninguna armonización de las leyes de los Estados miembro.

 

En cualquier caso, esta normativa no se aplicaría en Inglaterra ni en Irlanda, dado que sus respectivos gobiernos han decidido ejercer su derecho a no acogerse a la misma.

 

Próximos pasos

La propuesta se votará en la primera sesión plenaria del mes del 12-15 de marzo.

 




[Volver]