La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

Los mejores sitios para vivir del mundo

Carlos Montero -  Lunes, 10 de Diciembre

Dejemos por un momento la crisis de deuda europea, el fiscal cliff, las tensiones geopolíticas en Oriente Medio, y demás asuntos que tanto nos preocupan día sí y día también.

Hablemos hoy de calidad de vida, y algo fundamental para que sea buena, es poder vivir en una ciudad “amable” con sus habitantes, con una buena infraestructura de transportes, altos niveles de seguridad, de educación, de servicios públicos y respetuosos con el medio ambiente. ¿Pero existen las ciudades así? Sí, y probablemente, muchos de ustedes hayan visitado alguna de ellas.

La consultora de recursos humanos Mercer, elabora anualmente una lista con las mejores ciudades mundiales para vivir. Esta consultora analiza las condiciones de vida de 221 ciudades del mundo ordenándolas en diferentes categorías.

¿Quieren saber cuáles son las mejores ciudades para vivir?

10. Sídney, Australia (compartido)

Es la única ciudad australiana entre las 10 mejores para vivir. Sin embargo, cinco ciudades australianas se clasifican en el top 30.

Como centro económico de Australia y la más poblada, Sídney es el destino preferido en la región de Asia/Pacífico para vivir y trabajar. Su área metropolitana está situada en uno de los puertos más impresionantes del mundo y está rodeada de parques nacionales, ríos, bahías y playas. Sídney es también la sede de un 40 por ciento de las 500 empresas australianas, y el 44 por ciento de la industria de radiodifusión se encuentra allí.

La ciudad también ocupa el octavo lugar en el mundo por su infraestructura según la clasificación de Mercer. El estudio tomó en cuenta factores como el suministro de electricidad y agua, el transporte y la congestión del tráfico.

10. Berna, Suiza (compartido)

Berna, capital de Suiza, cayó un lugar este año empatando con Sídney en el número 10, después de estar en el 9 º puesto en la encuesta de calidad de vida durante los cuatro años anteriores.

Ubicado en la meseta suiza, Berna ha sido capaz de mantener su encanto medieval. En 1983, el centro de la ciudad conocido como el casco antiguo de Berna, se convirtió en Patrimonio de la Humanidad. Frecuentemente clasificada entre las ciudades más caras del mundo, Berna es el centro de ingeniería y de fabricación suiza, centro de la tecnología médica y de la tecnología de la información, productos para el automóvil y de lujo.

El año pasado se ubicó como la segunda ciudad más segura en el mundo, después de Luxemburgo, según la encuesta de Mercer. La reputación de Suiza como refugio bancario para los ricos del mundo, le ha convertido en un lugar atractivo para la reubicación. Sin embargo, la creciente inmigración se ha convertido en una causa importante de preocupación para los locales, que temen que la entrada de extranjeros ponga en peligro el alto nivel de vida del país. En noviembre, un grupo ecologista suizo presentó al gobierno 120.000 firmas para forzar un referéndum sobre la inmigración. Quieren poner un límite anual de crecimiento de la población vía inmigración del 0,2%.

9. Copenhague, Dinamarca

Copenhague, capital de Dinamarca, se aferró a la novena posición el año pasado y marca su sexta aparición consecutiva en la lista de Mercer entre las 15 mejores ciudades para vivir.

La salud y el bienestar es una prioridad importante para el pueblo danés. Una mayor conciencia de la salud ha convertido a Dinamarca en uno de los principales consumidores y productores de alimentos ecológicos en Europa. Casi el 75 por ciento de los alimentos que se sirven en las empresas de la administración es orgánico. Copenhague también es conocida como la ciudad de ciclistas, con un total de 218 millas de carriles bici. Como resultado de esto, el 35% de los desplazamientos de la ciudad es en bicicleta.

A pesar de ser elogiada por su alta calidad de vida, la economía danesa se ha visto afectada por la crisis de deuda de la zona euro. El consumo interno, uno de los pilares del crecimiento del país, se ha mantenido débil, incluso con tipos de interés históricamente bajos, debido en parte a la explosión de la burbuja inmobiliaria en 2007, que dejó a muchas familias endeudadas y sin capacidad de gasto.

8. Ginebra, Suiza.

La segunda ciudad más poblada del país y sede de varias organizaciones internacionales. Se aferra al octavo lugar que alcanzó en 2011.

Situado a los pies de los Alpes suizos, a lo largo de las orillas del lago de Ginebra, el medio ambiente natural de la ciudad también hace que sea una de las ciudades más verdes de Europa. Alrededor del 20 por ciento de Ginebra está cubierta por áreas verdes, dándole el nombre de "ciudad de los parques". La ciudad se ha beneficiado de las estrictas leyes de contaminación del aire y otras regulaciones ambientales, base de muchos grupos medioambientales.

Es el hogar de una gran comunidad de expatriados, con más del 40 por ciento de su población extranjera. El coste de la vida en Ginebra es el más alto de Europa occidental. Es considerada la quinta ciudad más cara del mundo, según Mercer. El centro cosmopolita es también el hogar de las escuelas privadas más caras del mundo  y se dice que tiene uno de los mejores sistemas educativos a nivel mundial. La fuerte economía de Ginebra es impulsada por ser el número uno del mundo en comercio de aceite, con el 35% del volumen global.

7. Frankfurt, Alemania

Frankfurt es el centro financiero más grande de Europa continental, y mantiene el séptimo lugar de la clasificación de los mejores lugares para vivir.

Es la quinta ciudad más grande de Alemania. Hogar de importantes instituciones como el Banco Central Europeo y la Bolsa de Valores de Frankfurt. La ciudad es también un importante centro de transporte para el centro de Europa, dada su moderna infraestructura, incluida una red ferroviaria integrada de alta velocidad y un transitado aeropuerto internacional. La ciudad ocupa el segundo lugar del mundo tras Singapur, en mejores infraestructuras, según Mercer.

La ciudad también está adquiriendo una buena reputación por sus iniciativas favorables al medio ambiente. En 2008 se creó una "zona de bajas emisiones" en la que únicamente se permite entrar a los vehículos con distintivo verde que refleja bajas emisiones. El objetivo es reducir la contaminación y mantener unos buenos niveles de calidad del aire. Más del 50 por ciento de la ciudad se compone de espacios verdes y vías fluviales.

6. Dusseldorf, Alemania

Dusseldorf cayó un puesto desde el ranking del año pasado. Sin embargo la ciudad se ha mantenido en el top ten de la lista de Mercer durante los últimos seis años.

La ciudad atravesada por el río Rin, es la séptima más poblada de Alemania y es conocida por su moda y sus ferias comerciales. Con más de 100 galerías, Düsseldorf es la capital artística de Alemania.

El alto nivel de vida de Dusseldorf es una gran atracción para los ultra-ricos. La ciudad ocupa el segundo lugar después de Munich con el mayor número de personas con un patrimonio neto de más de 30 millones de dólares, según la firma de investigación Wealth-X. 

A principios de este año, los medios de comunicación locales también informaron que la ciudad tiene más millonarios que cualquier otra ciudad alemana.

5. Vancouver, Canadá

Vancouver es la única ciudad de América del Norte y Canadá que entra dentro del top ten. Ha permanecido en estos puestos de honor en los últimos 10 años, y entre los cinco primeros en los últimos seis años. Es el hogar de uno de los climas más benignos de Canadá. Vancouver es también su ciudad más verde, con la menor huella de carbono de cualquier ciudad importante en América del Norte. Rodeado de agua y montañas cubiertas de nieve, el gobierno de Vancouver constantemente promueve la construcción, la planificación y la tecnología ecológica, con la ambición de convertirse en la ciudad más verde del mundo en 2020.

En términos de infraestructura, Vancouver también encabeza el ranking de América del Norte. En general, las ciudades canadienses siguen dominando la cima de los rankings de América del Norte a pesar de que sólo Vancouver se sitúa en el top 10 mundial. Ottawa está en el puesto 14, Toronto en el 15 y Montreal en el 23, mientras que la primera de EE.UU. es Honolulu en el puesto 28 a nivel mundial.

4. Munich, Alemania

Munich es la tercera ciudad más grande de Alemania y uno de los principales centros económicos del país. También es una de las tres ciudades alemanas dentro del top ten de esta clasificación.

Munich es el hogar de algunas de las empresas más destacadas de Alemania, incluyendo la empresa de ingeniería Siemens y la aseguradora Allianz. La ciudad genera casi el 30 por ciento del producto interior bruto del Estado de Baviera. El poder adquisitivo per cápita de Munich fue de más de 33.700 de dólares en 2011, la más alta entre todas las ciudades alemanas y un 30% por encima de la media nacional. Atrae para sus industrias inmigrantes de todo el mundo. Más de una quinta parte de los habitantes de la ciudad son extranjeros.

Munich comparte con Frankfurt el tener la segunda mejor infraestructura del mundo. En total, cuatro ciudades alemanas –Munich, Frankfurt, Hamburgo, Dusseldorf- dominan los 10 primeros puestos del ranking de infraestructuras, destacando por la primera clase de sus aeropuertos y por el alto nivel de sus servicios públicos.

3. Auckland, Nueva Zelanda

La ciudad más grande y poblada de Nueva Zelanda, ofrece la mejor calidad de vida en la región Asia-Pacífico por segundo año consecutivo. Se ha colocado consistentemente dentro de los cinco mejores lugares para vivir en los últimos seis años.

Auckland es la única ciudad situada entre dos puertos, 11 volcanes extinguidos y numerosas islas, por lo que es la ciudad con el mayor número de barcos en propiedad por persona del mundo.

Auckland es la potencia económica de Nueva Zelanda –sus 1,4 millones representan más del 30% de la población, y contribuyen con un 35% del PIB del país. Auckland es también el hogar de las personas más educadas del país, con casi el 37 por ciento de su población laboral con un título de licenciatura o superior.

En marzo, la ciudad lanzó una iniciativa llamada "El Plan de Auckland", para llegar a ser en 30 años la ciudad más habitable del mundo. El plan tiene como objetivo hacer frente a los desafíos en materia de transporte, creación de vivienda y empleo, y protección del medio ambiente. Sin embargo, la ciudad se ha visto afectada por la desaceleración económica global. En el tercer trimestre la tasa de desempleo de Nueva Zelanda llegó al 7,3%, el máximo de 13 años.

2. Zúrich, Suiza

Zúrich es la ciudad más grande de Suiza, y mantiene el segundo lugar del año pasado después de celebrar el título de la ciudad con la mejor calidad de vida en el mundo previamente. También es una de las tres ciudades de Suiza dentro del top ten, empatando con Alemania como el país con mayor número de ciudades en lo alto de la lista.

Conocido como un centro financiero mundial, uno de cada nueve puestos de trabajos en Suiza se localiza en Zúrich. Sus bajas tasas impositivas atraen empresas extranjeras, y los activos de los 82 bancos con sede en la ciudad, equivalen a más del 85% del valor total de los activos mantenidos en Suiza. La ciudad es también el principal destino turístico del país. Famosa por su ubicación junto al lago, y una cadena de montañas que la atraviesa de norte a sur, ofrece una amplia gama de actividades de ocio.

El costo de vida en Zúrich es el sexto más alto en el mundo, según Mercer. Zúrich y Ginebra hacen de Suiza el país más caro para vivir en Europa Occidental. La ciudad también atrae compras de lujo debido a sus bajos impuestos, su alta seguridad y el alto nivel de calidad de su educación, según la firma inmobiliaria Knight Frank.

1. Viena, Austria.

Viena es la ciudad más poblada de Austria, y lleva ganando el título de mejor ciudad del mundo donde vivir desde 2009. También es una de las ocho ciudades europeas que están entre las diez primeras, lo que muestra el dominio de la región en la encuesta.

Viena es el centro cultural, económico y político del país. Cuenta con el mayor PIB per cápita entre todas las ciudades austriacas –más de 55.000$. La capacidad de Viena para transformar la antigua infraestructura en unas modernas viviendas, hizo ganar a la ciudad el premio 2010 de las Naciones Unidas a la mejor planificación urbana para mejorar la vida de sus residentes. Bajo un programa de varios millones de dólares, la ciudad ha reformado más de 5.000 edificios con cerca de 250.000 viviendas. Viena es el destino número 1 del mundo para congresos, atrayendo a cinco millones de turistas al año –lo que equivale a tres turistas por cada residente.

La economía del país, sin embargo, no ha sido inmune a la crisis que azota Europa, y ha decrecido un 0,1% en el tercer trimestre del año, tras la entrada de la Unión Europa en la segunda recesión desde 2009.

En cuanto a las ciudades españolas, Madrid ha pasado del puesto 43 al 49. Barcelona se mantiene en el puesto 40. En cuanto a infraestructuras, Madrid ocupa el puesto 34 y Barcelona el 57.

La ciudad con peor calidad de vida de las estudiadas es Bagdad.




[Volver]