La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

¿Y cuáles son mis previsiones para 2014?

Carlos Montero -  Martes, 10 de Diciembre

En artículos anteriores les he expuesto las previsiones que diversos bancos de inversión, analistas y gestores profesionales, tienen para el 2014. Creo que es el momento de exponer las mías:

En primer lugar tengo que decir que creo que ha finalizado la tendencia de largo plazo que se tuvo en gran parte de la década anterior de infra ponderar la renta variable de las carteras. Las sucesivas crisis económicas y financieras, así como la huida de los pequeños inversores de los mercados de valores, supuso que el promedio de la renta variable en las carteras a nivel global estuviera por debajo de la media histórica. Eso ha finalizado. Quizás no se sitúe en niveles tan elevado como los actuales, en el que en algunos casos raya el máximo histórico, pero las acciones volverán a tener el protagonismo que les corresponde.

La repercusión más obvia de la premisa anterior es que es probable que nos encontremos en una nueva fase de ciclo alcista multianual. La primera nueva onda de esta superestructura se habría producido desde los mínimos de 2009. A esta onda le seguirá un proceso correctivo mayor, que probablemente iniciemos en los próximos meses, para posteriormente seguir con una nueva fase alcista.

Es decir, a partir de ahora las correcciones son para comprar. No hablo de correcciones menores, si no de tramos bajistas que pueden rondar entre el 10-20%, que en el caso de la bolsa estadounidense, el índice director de los mercados de valores mundiales, no se ha producido esa magnitud de caída desde 2011.

Esa visión alcista se fundamenta en la entrada a un nuevo ciclo expansivo económico en las principales zonas geográficas mundiales. EE.UU. está algo más adelantado en el ciclo, pero en general, hemos dejado atrás las fuertes recesiones económicas anteriores, y emprendemos una lenta pero duradera recuperación a nivel mundial.

Las tasas de crecimiento potencial serán ahora más bajas que en las últimas décadas, por lo que los retornos esperados también serán más bajos, pero aun así, la renta variable será la mejor opción de inversión para el largo plazo. Este planteamiento es compartido por la industria de fondos de pensiones de los países desarrollados, inversores con una visión de muy largo plazo, y que en los últimos años han incrementado considerablemente su posición en renta variable.

En base a ese escenario general, para 2014 espero los siguientes hechos:

- Creo que la renta variable tendrá un mejor comportamiento en la segunda mitad del año que en la primera. Es probable que iniciemos una fase correctiva de cierta duración en los primeros meses del ejercicio.

- Los ratios de valoración a niveles actuales están algo desfasados con respecto al ciclo económico. Necesitaremos varios meses de consolidación lateral/bajista para que las perspectivas de crecimiento empresarial y los ratios fundamentales se ajusten. Las bolsas no están caras. Tampoco baratas, pero en base a las estimaciones de beneficio para los próximos años, cotizan a niveles promedio. Necesitarían esa consolidación para que vuelvan a presentar un interesante ratio riesgo/beneficio que invite a tomar posiciones.

- Las bolsas europeas lo harán mejor que la estadounidense y la japonesa. Es una cuestión de ciclo y valoración, como señalábamos anteriormente. Soy especialmente positivo con el mercado español, italiano, portugués, holandés y del Reino Unido.

- El estrechamiento monetario de la Fed, que tanto preocupa actualmente al mercado, es probable que se inicie a finales del primer trimestre del 2014. Bernanke no querrá tomar ninguna decisión en su última reunión de la Fed, y Yellen tampoco en la primera. A todo esto, el mercado laboral de EE.UU. está mejorando, pero no presenta la solidez necesaria para que urja ese estrechamiento monetario, más cuando no existe ninguna presión inflacionista.

- Soy positivo con la renta fija europea. Creo que el diferencial de España e Italia respecto a Alemania seguirá descendiendo.

- Creo que el oro a niveles cercanos a los 1.200 dólares es una interesante oportunidad de compra. Algunos analistas estiman que caerá por debajo de los 1.000 dólares. Yo no lo creo. A esos precios básicamente a los productores les saldrá más rentable dejar de producir, o retener la producción. La demanda real seguirá en ascenso. El punto de equilibrio se sitúa por encima de esos 1.200$ en mi opinión.

- Respecto a otras materias primas, especialmente positivo en la plata, aún más que en el oro, de hecho creo que un buen arbitraje sería compra de plata y venta de oro en la misma cuantía. Si suben estas dos materias primas lo hará más la plata, y si bajan lo hará más el oro.

- En el petróleo ligeramente positivo. Podríamos ver oportunidad de inversión en el cobre si se mantiene la fuerte tendencia bajista. Sería bien entrado el 2014. No tocar las agroalimentarias.

- En el mercado de divisas positivo en la corona sueca y noruega, negativo en el dólar australiano y canadiense. Positivo también en el dólar respecto al euro y al yen. No me gustan las divisas emergentes, que seguirán penalizadas.

- Y para finalizar, es probable que empecemos a ver por fin subida de precios en el mercado inmobiliario español en 2014. El fondo está realmente cerca. Comprar inmuebles en estos niveles creo que es una buena opción de inversión para el largo plazo.

A finales de 2014 traeré este análisis de nuevo y veremos como fue el año.




[Volver]
Lo más leído hoy en La Carta